Gingrich aclara comentarios

WASHINGTON, D. C. (EFE).— La campaña de Newt Gingrich aclaró ayer las polémicas declaraciones del precandidato republicano a la presidencia de EEUU que afirmaban que el palestino es un pueblo “inventado” y subrayó que el político “apoya un acuerdo negociado entre Israel y los palestinos”.

En una entrevista concedida a The Jewish Channel el viernes, Gingrich había expresado su apoyo a Israel en el conflicto con los palestinos, que reclaman el reconocimiento de su Estado basado en las fronteras previas a la guerra de 1967.

En esas declaraciones, Newt Gingrich indicó que antes de que se creara el Estado de Israel “no había un Estado palestino. Era parte del Imperio Otomano”.

“Creo que hemos tenido un pueblo palestino inventado, que son de hecho árabes e históricamente parte de la comunidad árabe”, agregó el aspirante presidencial en la entrevista, en la que también indicó que el pueblo palestino “ha tenido la oportunidad de ir a muchos sitios. Por una serie de razones políticas, hemos sostenido esta guerra contra Israel desde los años 40 y creo que es trágico”.

En un comunicado, el portavoz de la campaña, RC Hammond, indicó que el precandidato, favorito en las últimas encuestas, “apoya un acuerdo negociado de paz entre Irael y los palestinos, que necesariamente incluirá un acuerdo entre Israel y los palestinos acerca de las fronteras de un Estado palestino”.

Sin embargo, “para entender lo que se propone y se negocia hay que entender décadas de una historia muy compleja, que es exactamente a lo que Gingrich se refería durante su reciente entrevista”, agregó el portavoz.

El aspirante republicano y expresidente de la Cámara de Representantes ha cobrado en los últimos días una importante ventaja en las encuestas sobre los demás precandidatos de este partido a la presidencia de Estados Unidos.

La página de información política RealClearPolitics, que elabora una media diaria de las principales encuestas, adjudica a Gingrich una ventaja de 13.2 puntos sobre su inmediato seguidor, el exgobernador de Massachusetts Mitt Romney.

Al tiempo que cobraba ventaja en los sondeos, el expresidente de la Cámara Baja ha buscado presentarse como un “halcón” en política exterior y ha indicado que propondría como su secretario de Exteriores a John Bolton, quien fuera embajador ante la ONU durante el mandato de George W. Bush y quien se caracterizó por la dureza de sus posiciones durante su estancia en ese puesto.

En la entrevista con The Jewish Channel, Gingrich también se comparó con el primer ministro israelí, Benjamin Netanhayu, a quien alabó por su “realismo con firmeza” en lo que respecta a la seguridad de su país.

Las declaraciones del precandidato han causado la consternación entre los palestinos, cuyo primer ministro, Salim Fayed, ha exigido que se disculpe públicamente por sus palabras “vulgares, injuriosas y ridículas”.