Acción altruista salda las deudas

El espíritu navideño impulsa a algunas personas a pagar de manera anónima las cuentas de clientes que compran a través del sistema de apartado
Acción altruista salda las deudas
Empleado de Kmart muestra recibos pagados.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Personas que desde hace tiempo recurrieron al sistema de apartado y así poder comprar los regalos para esta Navidad, se están llevando una grata sorpresa gracias a la intervención de quienes han sido bautizados como “Layaway Angels”.

Los “ángeles del apartado” son personas altruistas que en esta temporada navideña van a las tiendas para liquidar los pagos pendientes de esas personas que no pudieron adquirir los regalos al contado o a crédito.

La gran mayoría lo hace de manera anónima como un gesto de caridad y es un fenómeno que se ha desatado a nivel nacional.

Uno de los primeros casos se registró hace tres semanas en Michigan, cuando una persona entró en una tienda que cuenta con ese sistema de apartado y pagó el total del saldo que debía un comprador desconocido, elegido al azar de la lista de deudores.

A partir de entonces por todo el país se han multiplicado los casos.

La corporación Kmart estimó que al menos mil “ángeles” han contribuido a pagar cuentas por un total de aproximadamente 400 mil dólares en todo el país.

En una tienda de Costa Mesa un hombre gastó casi 16,000 dólares para finiquitar las deudas del sistema de apartado de cientos de personas.

En Los Ángeles, en la tienda Kmart localizada en el área de Fairfax, varios de esos “ángeles” han acudido a hacer su obra de caridad.

David Impastato y su esposa Nancy llegaron ayer al mediodía para liquidar los 60 dólares que quedaban en la cuenta de un desconocido que había apartado una bicicleta.

“Nosotros solemos ir al Salvation Army a donar dinero, pero esta es la primera vez que donamos a desconocidos. Sabemos que esta persona que no conocemos quería esa bicicleta y que la necesitaba tal vez para su hijo”, dijo la señora Nancy con los ojos humedecidos de sentimiento.

El señor David comentó que vieron esta nueva forma de ayudar a la gente en la época navideña y decidieron hacerlo.

“Es bueno para ellos y es bueno para nosotros como un gesto navideño”, mencionó.

“Nosotros tenemos nietos que tendrán muchas cosas, muchos regalos para desenvolver esta Navidad, pero preferimos hacer esto porque hay mucha gente que no lo podrá hacer”, agregó la esposa, quien en el recibo de pago dejó un mensaje para su beneficiado: “Merry Christmas to You!”.

En esa misma tienda, luego de hacer su pago de los juguetes que apartó para regalar a sus dos hijos, Sean Mitchell lamentó no ser uno de los afortunados.

“Es muy bueno lo que están haciendo estas personas, es bueno pensar que hay gente ahí afuera que está ayudando a quienes tuvieron que sacar en pagos sus regalos”, comentó.

Édgar Pichardo, gerente de Kmart, mencionó que han sido muchos los “ángeles” que han llegado a la tienda.

“A mí me tocó el sábado pasado avisarle a una señora de que su cuenta había sido ya pagada, y se puso a llorar. Ella debía 120 dólares en juguetes y ropa para niño que había apartado”, contó el gerente.

Ismael Gallardo, encargado de mostrador del área de apartado, ha sido testigo de varios actos de buena fe.

“La gente se queda sin habla.Cuando le decimos que su deuda ha sido liquidada pregunta si se trata de alguna broma”, mencionó.

El sistema de apartado ha sido una forma de adquisición de bienes a través de pagos en plazos, la cual había quedado en desuso por la utilización de tarjetas de crédito.

Sin embargo, de acuerdo con la Federación Nacional de Menudistas (NRF), a partir de 2009 este método de compra se ha vuelto a retomar en muchas tiendas y está siendo otra vez muy popular entre muchos clientes que terminaron sin crédito debido a la crisis económica.