Un ejemplo a seguir

Los vecinos del Sur de Los Ángeles se anotaron una importante victoria con el cierre inminente de Palace Plating Inc., mostrando así el poder que tienen las comunidades para defender su calidad de vida en contra de la industria contaminante.

En este caso la voluntad y perseverancia principalmente de Martha Sánchez, quien pertenece al ACCE (Alliance of Californians for Community Empowerment), de vecinos y padres de la escuela primaria de la Calle 28, venció la resistencia de las autoridades condales a tomar en serio las denuncias de que la planta de cromado emitía material contaminante dañino para la salud de los alumnos.

Posteriomente la ciudad halló que la planta emitía cromo en el sistema de aguas residuales y otros químicos que perjudicaban el aire en la Escuela Primaria de la Calle 28 y sus alrededores. Esto desencadenó multas y demandas judiciales, incluido una encabezada por Sánchez junto a 50 familias y una docena de maestros. El 2 de noviembre se llegó un acuerdo extrajudicial estableciendo el cierre de la planta a fin de año, la remoción de contaminantes y el pago de 750,000 dólares al distrito escolar en restitución de costos ligados a la contaminación.

Las lágrimas de emoción de Sánchez y sus compañeros de lucha -al conocer el acuerdo- reflejan la alegría por obtener esta victoria tras muchos años de batalla por una causa justa: proteger la la salud de los alumnos.

El caso de Palace Plating Inc. deja un poderoso ejemplo a seguir. Lamentablemente no es inusual que haya plantas contaminantes en funcionamiento en comunidades de bajos recursos, pero esto no significa aceptar callados esa realidad.

El compromiso de Sánchez y los esfuerzos comunitarios ligados a la escuela tuvieron el resultado deseado de hacerse escuchar, cambiar el presente y mejorar las perspectivas del futuro. Este es un ejemplo a seguir.

Alrededor de la web