Sueño de MLK se hace realidad en Los Ángeles

El sueño de equidad, justicia y servicio del reverendo Martin Luther King Jr. despertó hoy con el entusiasmo de miles de voluntarios.

Sueño de MLK se hace realidad en Los Ángeles
El Alcalde Antonio Villaraigosa y más de 1,000 voluntarios realizan varios proyectos en la escuela primaria Los Feliz.
Foto: Ciro Cesar / La Opinion

En Los Ángeles, el sueño de equidad, justicia y servicio del reverendo Martin Luther King Jr. despertó hoy con el entusiasmo de miles de voluntarios, con el espíritu festivo de un desfile que recorrió uno de los vecindarios más violentos de la ciudad, pero también con las protestas del movimiento Occupy LA.

Desde muy temprano, un ejército de personas tomó brochas, palas y escobas para restaurar murales, pintar bardas, reparar jardines y limpiar calles en distintas comunidades de Los Ángeles. Así celebraron el legado del doctor King, ícono de la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos.

Su legendaria frase ¿qué estás haciendo por los demás? fue evocada este lunes en la primaria Los Feliz, en el barrio del mismo nombre, donde unos 1,000 jóvenes donaron un día de servicio para enaltecer la filosofía de un activista que, de no haber sido asesinado en 1968, hoy habría cumplido 83 años.

Desde muy niña su frase Tengo un sueño se me quedó en la mente, dijo Catalina Dorka, quien participó en el Día de Servicio de MLK de la organización L.A. Works. Parte de su discurso nos dice que nos tenemos que ayudar unos a otros, continuó esta residente de Culver City.

El natalicio del reverendo King también se celebró con donaciones de comida, la elaboración de dibujos, la plantación de árboles y el aseo de escuelas en Long Beach, El Monte, Burbank, Compton, Arcadia, Industry, Pacific Palisades y muchos otros lugares del condado.

El sueño [de King] nunca morirá y, de hecho, se hace más fuerte cada año, expresó el concejal de Hollywood, Eric Garcetti, durante el servicio de voluntariado en la primaria Los Feliz, evento al que también asistieron el secretario federal de Comercio, John Bryson y el alcalde Antonio Villaraigosa.

Por su lucha en contra de la segregación racial y la discriminación, el legado de King es retomado por líderes de las minorías en este país. Yo no estaría aquí de no ser por Martin Luther King, señaló el alcalde Villaraigosa, de origen hispano. ?Todos somos mejores por el movimiento de derechos civiles, añadió.

Al mediodía, por el bulevar que lleva su nombre, en el Sur de Los Ángeles, la imagen del reverendo King se observó en camisetas, carteles y mantas que portaban funcionarios de gobierno y miembros de organizaciones, pero también los simpatizantes de Occupy LA, movimiento que dice representar al 99% de la población: la clase obrera, los inmigrantes, los desempleados, los pobres…

Fue el contingente más nutrido y, como lo hicieron en el Desfile de las Rosas de Pasadena, se integraron al final de la marcha, siguiendo los pasos de agentes del Sheriff, policías, bomberos, políticos, bandas musicales, bailarinas, carros alegóricos, motocilistas y militares.

Esta es nuestra manera de agradecerle a Martin Luther King por su lucha a favor de los derechos civiles, mencionó Edgar Campos, representante del grupo Community Coalition.

Los indignados también participaron como observadores del desfile, portando pancartas con las frases Derechos para inmigrantes, Somos el 99% y ?Queremos mejor educación en el Sur-Centro. Su plan: que su mensaje fuera visto por las instituciones financieras y corporaciones que desfilaron.