“Botones de pánico” para empleadas de hoteles en NY

El debate sobre la seguridad resurgió con fuerza después de que en mayo se acusara por asalto sexual al entonces director gerente del FMI.
“Botones de pánico” para empleadas de hoteles en NY
En esta imagen de video presentada por el canal francés BFM se observa a la mucama Nafissatou Diallo hablar con otro empleado minutos después de haber sido supuestamente agredida sexualmente.
Foto: AP / Archivo

Nueva York, 8 de Febrero (EFE).- Las empleadas de los hoteles de Nueva York dispondrán en los próximos meses de un “botón de pánico” para alertar a la policía cuando se sientan en peligro, según el nuevo contrato negociado por los sindicatos, meses después del escándalo que involucró al político francés Dominique Strauss-Kahn.

Así lo confirmó hoy a Efe un portavoz del sindicato de empleados del sector hotelero de la Gran Manzana, John Turchiano, quien precisó que el nuevo convenio colectivo se ratificará el próximo lunes y dará a los hoteles un año de plazo para distribuir ese “botón de pánico” entre sus empleadas.

“Tanto la asociación de hoteles como el sindicato queremos que los empleados estén seguros. Es algo de lo que se lleva hablando desde hace años y ya es hora de que estén equipados con un dispositivo que les permitiera pedir ayuda en caso de emergencia”, añadió el portavoz.

El debate sobre los “botones de pánico” resurgió con fuerza en Nueva York después de que en mayo del año pasado la empleada de un hotel de lujo de la ciudad presentara una demanda por asalto sexual e intento de violación contra el entonces director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn.

Tras varios meses de investigación y una odisea judicial que llevó al político francés a renunciar a su cargo en el FMI y abandonar sus aspiraciones de luchar por la presidencia, la Fiscalía de Manhattan retiró los cargos criminales que pesaban en su contra por las dudas que surgieron sobre la demandante, Nafissatou Diallo.

Turchiano añadió hoy que las empleadas en los hoteles sufren casos de acoso “con más frecuencia de lo que uno pueda imaginar”, y aunque reconoció que no es algo “común” en el sector, “sí representa un problema”, por lo que era necesario equiparles con un dispositivo para pedir ayuda.

Al margen de los “botones de pánico”, el nuevo convenio colectivo incluirá un aumento salarial del 29 % en los próximos siete años, un compromiso de los hoteles de ampliar en un 15 % las contribuciones a los planes de pensiones y garantías de que los empleados seguirán sin pagar por el seguro médico.