Piden más regulaciones de antilavado

Aaseguran que el lavado de dinero está alcanzando niveles muy altos
Piden más regulaciones de antilavado
Una de las técnica más utilizadas para lavar dinero en Estados Unidos son las tarjetas de tiendas comerciales.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinion

WASHINGTON, D.C.- El Departamento de Justicia estima que el lavado de dinero en Estados Unidos, asociado al Crimen Organizado Transnacional, llega a cerca de 85 mil millones de dólares al año.

Así lo declaró en una audiencia celebrada ayer por el Subcomité en Crimen, Terrorismo y Seguridad Nacional, Jennifer Shasky, directora del área de lavado de dinero de la División Criminal en el Departamento de Justicia.

Shasky insistió en que es necesario reforzar la legislación existente sobre lavado de dinero y entender la magnitud del problema. “Es importantísimo modernizar nuestro régimen legal y extender las leyes contra el lavado de dinero, fuera del ámbito de operaciones del sistema bancario”, aseguró.

Luke Bronin, subsecretario de la Oficina de Financiamiento del Terrorismo y Crímenes Financieros del Departamento del Tesoro, insistió también en que el TOC, incluyendo cárteles como Los Zetas, cada vez se han vuelto más poderosos y se han “convertido en una amenaza creciente a la seguridad nacional”.

“Estos criminales, se dedican a corromper los sistemas políticos y económicos en los que operan, lo que les ha permitido consolidarse y expandir su poder e influencia”, agregó.

Ambos funcionarios fueron enfáticos en el nivel de sofisticación al que ha llegado el crimen organizado para encontrar los vacíos legales en el sistema financiero estadounidense y mundial. “Tienen el dinero para contratar a los mejores abogados, a las mejores mentes”, comentó Bronin.

Shasky mencionó las operaciones de cárteles mexicanos como uno de los actores relevantes en los crímenes financieros. “Agencias policiales de Estados Unidos creen que el cártel de Sinaloa, una de las mayores organizaciones de tráfico de drogas de México, usa ‘empresas fachada’ en Estados Unidos para lavar los ingresos de drogas”, explicó.

Nuevos reportes de la Oficina de Investigación sobre Drogas Crimen, de las Naciones Unidas y del Departamento de Justicia, han mostrado que más de 1.6 billones de dólares son lavados en el sistema financiero global. De ellos, 580 mil millones de dólares, corresponden a ganancias ilícitas de la venta de drogas.

De acuerdo a ambos funcionarios, una de las técnica más utilizadas para lavar dinero en Estados Unidos son las tarjetas de tiendas comerciales. “En segundos se pueden trasladar grandes sumas”, dijo Shasky.

Asimismo, reconocieron que existen diversos países que no colaboran en los esfuerzos internacionales coordinados para combatir este tipo de crímenes “varios de ellos ubicados en el Asia”, dijo Bronin. No obstante, la única nación mencionada durante la audiencia fue Irán.

Diversos congresistas, que integran el subcomité, aprovecharon la oportunidad para destacar la necesidad de nueva legislación que limite el poder de acción de los TOC en Estados Unidos.