Fin de semana feriado deja un saldo leve

En el Día de los Presidentes se reportan pocos incidentes graves

Fin de semana feriado deja un saldo leve
Tres hombres fueron apuñalados frente al salón LA Tattoo de Hollywood el domingo.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

Más allá del peatón que murió atropellado en el aeropuerto Bob Hope, los tres hombres apuñalados en un salón de tatuajes en Hollywood y del chico baleado accidentalmente en Long Beach, el fin de semana largo por el Día de los Presidentes transcurrió con pocos sobresaltos en el área de Los Ángeles.

Otros incidentes reportados durante el feriado fueron un accidente vehicular donde estuvo involucrado un agente de la Policía de Los Ángeles (LAPD) en Sun Valley y el arresto de un hombre que agredió a empleados del parque de diversiones Disney California Adventure en Anaheim.

Ayer por la madrugada, las autoridades rescataron a una pareja de excursionistas después de cuatro horas de búsqueda en el parque estatal Topanga, un camión se volcó en la autopista 91 y una operadora de autobuses del transporte público se durmió y chocó contra una parada de bus.

Los cuerpos de emergencia también respondieron a dos choques automovilísticos que ocurrieron con apenas siete minutos de diferencia y en un tramo de una milla de la carretera 101, entre la avenida Woodman y el bulevar Van Nuys.

“Ha sido un fin de semana tranquilo”, comentó Cleon Joseph, vocero del Departamento de Policía de Los Ángeles. “No han ocurrido incidentes graves”.

Probablemente el hecho de mayor gravedad reportado ayer fue el hallazgo de una mujer que había sido reportada como perdida el domingo, cuando su auto fuera encontrado en un costado del Angeles Forest Highway

La mujer, que no fue identificada, fue hallada muerta en la escena del choque a las 8 a.m. de ayer por agentes de Norwalk del Sheriff del Condado de Los Ángeles. Ayer se investigaban las causas del choque.

Otro incidente importante fue el fallecimiento de un transeúnte afuera del aeropuerto de Burbank. La víctima, cuya identidad no ha sido revelada, fue arrollada sobre la avenida Empire alrededor de las 4:00 p.m. del sábado, informó la Policía de Burbank.

El chofer, que no estaba bajo los efectos del alcohol o las drogas, permaneció en el lugar.

La noche del domingo, un adolescente de Long Beach recibió un balazo cuando un arma se disparó accidentalmente. El chico, de 17 años, fue trasladado a un hospital y ayer su condición de salud era estable. La policía reportó que aparentemente se trató de una descarga no premeditada, ya que un adulto en la casa daba mantenimiento al arma de fuego.

Ese mismo día un sujeto apuñaló a tres hombres afuera de un salón de tatuajes en el bulevar Hollywood. Uno fue apuñalado en el abdomen, otro en la espalda y el tercero en una mano. Todos se reportaban en condición estable.

Ayer la Policía mantenía la búsqueda del sospechoso, descrito como un hombre latino de 30 a 35 años, con cabeza rapada y bigote, y que el día del ataque vestía una chaqueta de franela azul.

El lunes, fecha en que se conmemoró el Día de los Presidentes, los incidentes fueron menores. Poco después de la 1:30 a.m. una operadora de un autobús de la Agencia Metropolitana de Transporte (Metro) presuntamente se quedó dormida tras el volante y se impactó contra una parada de bus, dos señalamientos viales, varios árboles y un poste de luz.

El accidente se registró en la calle Main, cerca de la calle 135, en el vecindario no incorporado de Willowbrook, en el Sur de Los Ángeles. El vehículo no transportaba pasajeros y no había personas en la parada de autobús. La conductora, de 40 años, recibió atención médica por heridas en sus manos.

Cinco horas después, en la carretera 91, cerca de Gardena, un camión de carga se volcó supuestamente porque era manejado con exceso de velocidad. Dos carriles de la vía y la conexión con la autopista 110, de donde venía la unidad, fueron cerrados por unos minutos. Una persona resultó herida.

El percance más aparatoso del fin de semana largo no ocurrió en la carretera, sino en el aire. El domingo un helicóptero y una avioneta se impactaron a mitad del camino entre Oakland y Sacramento. Según la Administración Federal de Aviación (FAA), que investiga qué provocó el choque, milagrosamente los pilotos de ambas aeronaves sólo tuvieron lesiones leves.