Ravi pagará por espiar a compañero gay que se suicidó

El exestudiante de la Universidad Rutgers, sin embargo, fue exonerado de los cargos más graves de intimidación por odio

Ravi pagará por espiar a compañero gay que se suicidó
Clementi, de 18 años, cometió suicidio al brincar desde el Puente George Washington tres días después de conocer que su compañero de cuarto lo espiaba.
Foto: AP

Nueva Jersey – Un jurado declaró hoy culpable de varios delitos menores a un exestudiante de la Universidad Rutgers de Nueva Jersey que grabó a su compañero de cuarto cuando manteníarelaciones sexuales con otro hombre y que se suicidó tras descubrir que estaba siendo espiando.

Dahrun Ravi, de 20 años, fue encontrado hoy culpable de un delito de invasión de privacidad por un jurado de la Corte Superior de Justicia, que sin embargo le declaró inocente de los delitos más graves que pesaban en su contra por un crimen de odio, según informó la Fiscalía del condado de Middlesex.

Tyler Clementi, de 18 años, se quitó la vida en septiembre de 2010 tirándose al vacío desde el puente George Washington, que une a Nueva York y Nueva Jersey, tras descubrir que había sido grabado por Ravi con una cámara web manteniendo relaciones sexuales con otro hombre y que las imágenes las colgaron en internet.

Ravi, vecino de la localidad de Plainsboro y estudiante de la Universidad Rutgers, también fue encontrado hoy culpable de otros delitos menores como intentar ocultar pruebas a las autoridades, después de dos semanas de juicio en el que declararon una veintena de testigos de la acusación y una decena de la defensa.

La lectura de la sentencia contra el joven fue fijada por el juez para el próximo 21 de mayo, según precisó un portavoz de la Fiscalía, mientras que Ravi podrá seguir en libertad a la espera de conocer el fallo aunque deberá presentarse en el juzgado cada dos semanas, según detalla el periódico local Star Ledger.

El caso Clementi, en el que también estuvo implicada otra estudiante que se declaró culpable, causó consternación en el seno de la comunidad gay, que denunció el hostigamiento que, según apuntaron, llevaron aquel verano al suicidio de al menos cuatro jóvenes en los estados de Indiana, California, Texas y Nueva Jersey.

Tras aquellos suicidios, la Casa Blanca tomó cartas en el asunto y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, grabó un mensaje para pedir el fin del hostigamiento. “Me rompe el corazón”, señaló Obama, quien reconoció que “es difícil” crecer en un lugar en el que se siente a veces que uno no pertenece.

El acoso escolar, también conocido como “bullying”, es una práctica que recurre a la intimidación, el chantaje, la humillación e incluso la violencia física repetidamente a la que se ven sometidos algunos jóvenes por sus compañeros por razones arbitrarias