“Indignados” exigen justicia por muerte de joven negro

Ciento marcharon ayer en NY al grito de “Todos somos Trayvon Martin”
“Indignados” exigen justicia por muerte de joven negro
El movimiento "Ocupa Wall Street" convocó la manifestación en solidaridad con la familia del joven afroamericano asesinado.
Foto: AP

Nueva York.- Más de un millar de “indignados” del movimiento “Ocupa Wall Street” marcharon ayer por el sur de Nueva York para exigir justicia y que se depuren responsabilidades por la muerte el mes pasado de un joven negro a manos de un vigilante privado en Florida.

Al grito de “Todos somos Trayvon Martin” o “Queremos Justicia”, la manifestación arrancó pasadas las 6:30 p.m. en la céntrica plaza de Union Square, donde cientos de personas se habían congregado previamente para protestar por un suceso que ha levantado las iras de la comunidad negra por la falta de detenciones.

El recorrido de la marcha, que tenía como destino final la plaza de Washington Square, fue seguido de cerca por decenas de agentes de policía que intentaron sin éxito en repetidas ocasiones que los manifestantes caminaran por la acera en lugar de interrumpir el tráfico en algunas de las principales vías de esa zona de la ciudad.

El movimiento “Ocupa Wall Street” convocó la manifestación en solidaridad con la familia del joven afroamericano asesinado, como parte de las acciones que los “indignados” retomaron el pasado fin de semana cuando se cumplieron los primeros seis meses de sus protestas contra los excesos del sistema financiero.

El pasado 26 de febrero, George Zimmerman, un hombre blanco que vigilaba un barrio de las afueras de Orlando (Florida), vio a Trayvon Martin, negro y de 17 años, cuando éste se acercaba a la casa de su padre -al que había ido a visitar durante el fin de semana- y llamó a la policía por considerarlo sospechoso.

Según el informe policial, los agentes dijeron a Zimmerman que no se enfrentara al joven, pero cuando llegaron encontraron al muchacho muerto con un disparo en el pecho y aunque el vigilante asegura que disparó en defensa propia, Martin sólo llevaba efectivo, caramelos y un té helado que había ido a comprar a una tienda cercana.

Pese a los reclamos de los familiares y la presión de vecinos y medios de comunicación locales, la policía de Sanford rechazó la semana pasada en una conferencia de prensa hacer pública la grabación de la llamada de Zimmerman al 911, en la que incluso quedó registrado el disparo.