Inauguran la Terminal seis

Alaska Airlines moderniza sus instalaciones mientras los trabajadores piden mejoras contractuales
Inauguran la Terminal seis
Las mejoras en las salas de Alaska Airlines incluyen kioskos completamente automatizados y lo último de la tecnología.
Foto: Suministrada

Como parte del plan de remodelación y ampliación del Aeropuerto Internacional de Los Ángeles (LAX), la Aerolínea Alaska inauguró ayer sus instalaciones en la Terminal 6 que resalta la utilización de tecnología que supuestamente hará que el proceso de registro sea más rápido y eficiente.

Las nuevas instalaciones incluyen kioskos de autoregistro (check in), una área de espera con asientos individuales más cómodos, y un club de lujo para pasajeros de clase ejecutiva y primera clase.

“Queremos que Alaska sea la aerolínea más eficiente para volar y nuestra nueva terminal en Los Ángeles, optimiza nuestra misión de hacer que el viaje sea sin contratiempos y más fácil para nuestros clientes”, dijo Bill Ayer, director ejecutivo de la Aerolínea Alaska.

De los 40 vuelos diarios de Alaska, 14 son vuelos a diferentes ciudades de México.

A la ceremonia acudieron el alcalde de Los Ángeles Antonio Villaraigosa, los concejales Bill Rosendah y Tom Labonge, quienes se mostraron complacidos con la remodelación y con el ahorro de 33 millones de dólares que se consiguió al finalizar el proyecto.

Todo estaba programado para que el alcalde y altos directivos de la aerolínea tuvieran una conferencia de prensa frente al área de recepción de clientes, a un lado de los modernos kioskos de autoservicio, pero no pudieron cumplir con el programa debido a conflictos entre el sindicato SEIU y la empresa Safeguard, una de las compañías que brinda servicios a varias aerolíneas, incluyendo Alaska.

Sin invitaciones ni micrófonos, unos 10 trabajadores del aeropuerto, miembros del sindicato SEIU, gritaba: “Sin justicia no hay paz”, “Sin cobertura de salud no hay paz” y “Antonio (Villaraigosa) escucha, estamos en la lucha”.

Los ejecutivos de Alaska y los funcionarios públicos invitados, visiblemente afectados por la forma tan rápida en que los trabajadores dominaron esta área de la terminal, no realizaron la conferencia de prensa y se movieron a una zona restringida por las autoridades federales, en donde sólo quienes tenían un pase de abordaje podían entrar.

Al llegar a la sala de espera de la nueva terminal de Alaska, los invitados especiales y los ejecutivos de la aerolínea se enfocaron en mostrar las ventajas de las remodelaciones.

Villaraigosa enfatizó la rapidez y la amplitud de las nuevas instalaciones. “La terminal 6 de Alaska es un ejemplo de las cosas que se pueden lograr cuando el gobierno y las compañías trabajan coordinados. La renovación se consiguió en el tiempo esperado a un costo menor de lo presupuestado? esto es parte de la inversión de 4,100 millones de dólares para modernizar LAX”, declaró el alcalde angelino.

Sobre la protesta de los trabajadores, el concejal Rosenthal dijo que estaba al tanto de los problemas entre la empresa y el sindicato, y aseguró que él respeta el derecho de los trabajadores a protestar y a expresar sus opiniones.

“Yo estoy de acuerdo con ellos y comparto sus puntos de vista. Para mí, la protesta es una muestra de nuestra democracia”, agregó Rosenthal.

Para Lorena Vera, una cliente de Alaska que viajaba ayer hacia Guadalajara, la nueva terminal la dejó muy bien impresionada y aseguró que está mucho mejor que la anterior.

“A penas vi la terminal le dije a ella (su hija) que se veía diferente. A simple vista se ve que han modernizado toda el área y sin duda estará más cómoda”, acotó Vera.