Granizada y tornados en el centro del país

Una lluvia con granizo de unos cinco centímetros de diámetro rompió ventanas y destrozó partes laterales de casas en el noroeste de Nebraska, mientras se detectaron tornados en Kansas y Oklahoma el sábado al tiempo que los meteorólogos advertían a la población en el centro de Estados Unidos que se alistasen para un temporal "de vida o muerte".
Granizada y tornados en el centro del país
Sin temores, padre e hijo se dirigían al estadio sin saber que el encuentro primaveral se había cancelado por el clima.
Foto: AP

OMAHA, Nebraska (AP).- Una lluvia con granizo de unos cinco centímetros de diámetro rompió ventanas y destrozó partes laterales de casas en el noroeste de Nebraska, mientras se detectaron tornados en Kansas y Oklahoma el sábado al tiempo que los meteorólogos advertían a la población en el centro de Estados Unidos que se alistasen para un temporal “de vida o muerte”.

Las sirenas de tornados sonaron en Oklahoma City antes del amanecer, y al menos tres posibles remolinos fueron registrados en el norte de la ciudad, informó la funcionaria Michelann Ooten del Departamento de Emergencias del estado de Oklahoma. Algunas casas fueron dañadas, aunque no hay por ahora reportes de lesionados en ninguno de los estados afectados.

Pero el temporal más peligroso era esperado en el transcurso de ayer por la noche, y las autoridades del Servicio Meteorológico Nacional alertaron a la población de tormentas en la madrugada que podrían generar tornados veloces. Los funcionarios dijeron que una amplia zona podría estar en riesgo de tormentas peligrosas.

En Nebraska, el comisario del condado de Boone, David Spiegel, dijo que el granizo grueso también dañó vehículos y destruyó vidrios en Petersburg y sus alrededores, unos 225 kilómetros (140 millas) al noroeste de Omaha.

Dos posibles tornados fueron reportados más al sur de Nebraska cerca de la frontera con Kansas, de acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional, el cual confirmó que al menos un tornado con lluvia se adentró en el suroeste de Kansas y otro en Oklahoma.

Uno de los supuestos tornados en Oklahoma pegó cerca del pueblo de Piedmont, al seguir una trayectoria similar a la del remolino de mayo que mató a varios personas, dijo la alcaldesa Valerie Thomerson.

El Centro de Predicción de Tormentas emitió la seria advertencia de que el temporal podría ser un “evento extremo de vida o muerte”.

La ciudad de Norman, Oklahoma, donde está la Universidad de ese estado, fue azotada por un remolino que dejó al menos 19 personas con heridas leves y no causó daños graves, dijeron autoridades.