Con ataque de miedo

El equipo Santos Laguna recibe al Monterrey para disputar el duelo de vuelta final por la Copa de la Concachampions y el boleto al Mundial de Clubes en Japón
Con ataque de miedo
Con el retorno de Oribe Peralta (al frente), el Santos Laguna está listo para quitarse la desventaja de 2-0 ante Rayados.
Foto: AGENCIA REFORMA

TORREÓN, México.- El poder ofensivo de Santos Laguna será reforzado hoy, en el partido de vuelta de la final de la Concachampions, con su ariete Oribe Peralta, quien la semana pasada no tuvo actividad en el Estadio Tecnológico por acumulación de tarjetas amarillas.

El equipo de La Comarca vuelve hoy a su casa con una desventaja de 2-0, y ante su afición buscará darle la vuelta al marcador para quitarse los fantasmas del subcampeonato.

Peralta practicó penales y al final del entrenamiento hizo remates a gol por separado con indicaciones del entrenador Benjamín Galindo.

En el ataque, Peralta estará acompañado con su socio del gol, el colombiano Carlos Darwin Quintero y Hércules Gómez, un tridente de miedo que desquicia a cualquier defensa.

El panameño Felipe Baloy no podrá jugar por acumulación de amarillas y su lugar podría ser ocupado en la defensa central por el argentino Santiago Hoyos o Rafael Figueroa, mientras que en el lugar del también suspendido Osmar Mares estaría el tapatío César Ibáñez.

Ayer cerraron los albiverdes su preparación de cara al partido contra Rayados y los jugadores se mostraron optimistas durante la práctica a puerta cerrada, y en un lapso del entrenamiento programado a una hora ensayaron penaltis, tiros de media distancia, remate a gol, hicieron 20 minutos de futbol en espacio reducido y terminaron con tenis balón.

El club lagunero ha perdido tres finales de las últimas cuatro disputadas.

Ese estigma se mantiene presente en los seguidores de los Santos y de sus jugadores, quienes mantienen el optimismo después de haberle ganado 3-0 el sábado pasado al campeón reinante, los Tigres.

“Que jueguen como le ganaron a Tigres, con eso nos alcanza”, dijo un aficionado que llegó a las taquillas por sus boletos.

Santos concluyó su práctica y después tuvo una charla táctica dirigida por su entrenador Benjamín Galindo.

En su primer semestre como Rayado, Ángel Reyna estará viviendo su primera final, algo que lo tiene muy motivado.

“Me ilusiona muchísimo, estoy disfrutando el momento y esperamos que nos vaya bien y que mañana [hoy] podamos conseguir el título”, expresó.

El volante argumentó que en Rayados hay una gran unión, y pese a que no jugará Humberto Suazo, quien está suspendido por acumulación de tarjetas, sabrán sobreponerse a las circunstancias y saldrán adelante como equipo”.

“Tenemos que pelear, el peso es el equipo, pese a que nos falta ‘Chupete’, pero se dará el regreso del ‘Chelito’ [César Delgado] y estamos unidos”.