La Guzmán sale del hospital, pero no podrá ir directo al escenario

Su recuperacion será larga ya que le realizaron una operación delicada, porque "a dos años de la anterior intervención los residuos afectaron el organismo 200%"
La Guzmán sale del hospital, pero no podrá ir directo al escenario
Alejandra Guzmán sabe que tiene que cuidarse si quiere seguir trabajando.
Foto: Archivo

México, 25 Abr. – Estar contenta y nunca pensar en la muerte, fueron las palabras de Alejandra Guzmán al salir esta tarde del hospital, luego de permanecer internada desde hace semanas, aunque añadió que aún no podrá regresar a sus actividades cotidianas.

Con un buen semblante y de buen humor salió Guzmán en punto de las 3:00 p.m. del nosocomio para recibir a los medios de comunicación y manifestar que ésta fue una prueba muy delicada que logró superar gracias al apoyo de familiares, amigos y médicos.

Durante la conferencia en la que se reunieron medios de comunicación, familiares y clubs de fans, la intérprete de “Un día de suerte”, agradeció a todos sus seguidores y resaltó que este resultado ha sido un trabajo en conjunto, además indicó que será hasta dentro de tres meses cuando pueda regresar a los escenarios.

“He aprendido a cuidarme más, a cuidar mi cuerpo, a ser una mejor persona, pero ante todo a ser muy paciente”, añadió Guzmán con emotividad, la cual reflejó con algunas lágrimas.

Por su parte, el cirujano Raúl López Infante, encargado de la salud de Alejandra Guzmán, agregó que la rockera tendrá una recuperación paulatina, la cual consistirá en constantes visitas al hospital y curaciones diarias.

Esto para evitar que los residuos de la sustancia tóxica, se vuelvan a acumular en el organismo y la dañen.

“La operación fue delicada, ya que a dos años de la anterior intervención los residuos afectaron el organismo 200%, por lo que se tuvieron que realizar nuevos estudios para combatir este problema”, explicó López Infante.

Acerca del temor por el que pudo haber pasado la hija de Silva Pinal, expresó que nunca ha tenido miedo a la muerte, y que lo más difícil de esta etapa fue estar a la expectativa, el no saber nada y peor aún el no poder hacer nada al respecto.

“No habría podido resistir tantos días aquí sin el cariño de mi hija Frida y el apoyo de mi hermano Enrique, quien estuvo conmigo durante estos duros momentos”, comentó Alejandra Guzmán, quien se despidió con una sonrisa en el rostro y con la mano levantada en señal de victoria.