Identifican a acusado de atacar a Stow

Una testigo identifica en la sala del tribunal a los acusados que golpearon al aficionado de los Gigantes de San Francisco
Identifican a acusado de atacar a Stow
Louie Sánchez (centro) escucha las palabras de la testigo Mary Dolores Donely, que lo implica en la escena del delito.
Foto: Associated Press

Una mujer que vio parte del brutal ataque contra el aficionado de los Giants de San Francisco ocurrido fuera del estadio de los Dodgers, fue la primera testigo ocular que identificó en la sala del tribunal a los dos acusados en el caso.

Mary Dolores Donely había asistido al partido de apertura de temporada en el 2011 junto a miembros de su familia. Recordó ayer que oyó malas palabras y una escaramuza antes de que ella y su esposo corrieran hacia el lugar del conflicto. Atestiguó que oyó un crujido, cuando la cabeza de la víctima, Bryan Stow, se golpeó contra el suelo y luego vio que un hombre, a quien identificó como Louie Sánchez, le pateaba la cabeza e intentaba golpearlo.En la sala del tribunal, señaló a Sánchez como el atacante e identificó al coacusado Marvin Norwood como el cómplice que abandonó el lugar de los hechos con Sánchez.

Mientras tanto, la mujer que se llevó a los dos acusados en un automóvil la noche en que el aficionado de los Giants fue atacado, prestó también testimonio en la audiencia preliminar. Dorene Sánchez , quien es la hermana del acusado Louie Sánchez, fue arrestada con él y el coacusado Marvin Norwood por sospecha de ser cómplice después del hecho. Pero las autoridades nunca presentaron acusaciones contra ella en el caso.

Un testigo que presentó previamente su testimonio dijo que Dorene Sánchez pudo haber incitado a los hombres a ir por Stow para después esperarlos mientras corrían hacia el auto gritando, “¡Vamos! ¡Vamos!. ¡Larguémonos de aquí!”

Más de una docena de testigos han dado su testimonio hasta el momento, pero solo uno pudo identificar a Sánchez en base a un fotografía. Pero los fiscales afirmaron que su caso se construiría en las admisiones de los acusados y no en las identificaciones de los testigos oculares. Reprodujeron una grabación de Norwood contándole a su madre que estaba implicado en “ese asunto del estadio Dodger” y que esperaba “que lo agarraran”.

Por otro lado, la sesión del miércoles alcanzó un momento dramático, cuando un amigo de Stow describió la forma en que se lanzó con su cuerpo para cubrir la cabeza herida de su amigo y así protegerlo contra el violento atacante.

Corey Maciel, un colega paramédico que viajó con Stow desde el Norte de California para alentar a los Giants, prestó testimonio el miércoles en el procedimiento para determinar si Sánchez y Norwood se someterían a juicio por los cargos de mutilación en el ataque que dejó discapacitado en forma permanente a Stow, que sufrió daño cerebral. Ambos se declararon no culpables.

Maciel recreó la imprevisible escena en el estadio Dodger ocurrida el 31 de marzo de 2011 tras el partido de apertura. Describió el ambiente como hostil, señalando que los aficionados de los Dodgers lanzaban comida e insultaban a los aficionados de los Giants.

Cuando se fueron, dijo, un aficionado de los Dodgers corrió tras Stow y le dio un puñetazo directo en la cabeza. Dijo que Stow cayó en estado inconsciente, partiéndose la cabeza contra el cemento, y luego recibió patadas en la cabeza y el torso. Maciel recordó que intentó proteger a Stow de los avances de los atacantes.

“Tan pronto como lo golpearon, quedó en estado inconsciente y se cayó golpeándose en la cabeza”, atestiguó Maciel. “No fue capaz de prepararse. Vi como la cabeza rebotaba del hormigón. Oí el crujido”.

Dijo que había sangre en la cabeza de Stow y también le salía sangre por el oído.

En varias oportunidades el testigo respiró hondo para poder controlar sus emociones, mientras describía los eventos que dejaron a Stow con una discapacidad permanente, sin movilidad en los brazos y sin poder mantener una conversación. Continúa recibiendo terapia de rehabilitación pero no se espera que tenga una recuperación completa.

Más tarde ese mismo día, otra testigo del ataque, Monique Alexandria González, identificó una fotografía de Sánchez en una serie de identificación con fotografías de seis hombres.