‘Sacudiré al mundo’

Bradley pronostica que vencerá a Pacquiao y que le dará la revancha
‘Sacudiré  al mundo’
Pacquiao habla a la prensa mientras Timothy Bradley (der.) lo observa desde la mesa, ayer, en una conferencia en Las Vegas.
Foto: Chris Farina / Top Rank

LAS VEGAS, Nevada (NTX).- El estadounidense Timothy Bradley no se anduvo con rodeos y pronosticó ayer el triunfo contra Manny Pacquiao, en el combate que sostendrán el sábado por el título mundial welter OMB en la Arena Garden del MGM Grand.

“Sacudiré al mundo del boxeo, le ganaré a Pacquiao y le daré la revancha el 10 de noviembre en la Arena Garden”, aseguró Bradley mientras mostraba un gigantesco boleto impreso con la leyenda “Bradley vs. Pacquiao 2” y el cartel de la función.

El ídolo filipino Manny Pacquiao y Bradley acudieron ayer a la última conferencia en el Hollywood Theater del casino sede de la función, para promocionar la velada que será transmitida en PPV.

El primero en tomar el micrófono fue Bradley, vestido con traje gris Oxford y camisa y corbata azules, para declararse listo para sacudir al mundo y para este combate que será el primero en PPV de su carrera.

“Voy a ganar y el 10 de noviembre le concederé el desquite a Pacquiao”, dijo mientras levantaba sobre su cabeza un boleto impreso en cartón de un metro por dos, anunciando la segunda pelea entre ambos.

Pacquiao volteó a ver el anuncio de su rival y sólo sonrió para subir al estrado y dirigirse a la prensa.

“Me gusta que mi rival venga motivado a esta pelea para que la disfruten los aficionados. Con el anillo de diamantes que me regaló Paco Valcárcel [presidente de la OMB], voy a pegar más fuerte”, bromeó mientras cerraba el puño izquierdo con la joya en un dedo.

El “Pacman” se mostró serio en la conferencia, con gafas oscuras y ropa blanca, acompañado de su entrenador Freddie Roach y su consejero Koncz.

Arum destacó que ambos peleadores tienen una gran velocidad en su golpeo y desplazamientos, que Pacquiao es un ídolo en su país y Bradley está invicto, por lo que será un combate atractivo y de gran significado para el mundo boxístico.

Francisco Valcárcel, después de entregar el anillo de diamantes a Pacquiao al reconocerlo como el mejor del mundo libra por libra, destacó la gran rapidez de puños de ambos contendientes y que cualquiera puede ganar, “en el boxeo no hay nada escrito”.

El asiático y el estadounidense volverán a estar frente a frente mañana en la ceremonia de pesaje, abierta al público en la Arena Garden, escenario del combate por el título welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).