Campaña por salud de los californianos

El gobernador emitó un decreto para crear una comisión de trabajo que elabore un plan para mejorar la salud de los habitantes de California.

Diana Dooley, Dave Regan y Joe Silva durante una de las reuniones de trabajo de la comisión.

Diana Dooley, Dave Regan y Joe Silva durante una de las reuniones de trabajo de la comisión. Crédito: The California Endowment

El estado de California es uno de los estados más afectados por las enfermedades crónicas. Los índices de obesidad ha aumentado en los últimos años, especialmente entre la fuerza de trabajo latina, influyendo asimismo en la tasa de personas diabéticas y pre diabéticas. Las cifras relacionadas con hipertensión no se quedan atrás. Sin embargo, estas enfermedades pueden ser evitadas con solo cambiar el estilo de vida, que incluya una buena alimentación, actividad física y la educación a la comunidad sobre la prevención y la influencia de la comunidad en la vida de sus habitantes.

Esta incidencia de enfermedades crónicas en todo el estado motivó al gobernador Jerry Brown a emitir un decreto para formar una comisión de trabajo, denominada Let’s Get Healthy California, que elabore un plan de 10 años con el fin de mejorar la salud de los californianos, especialmente entre la comunidad latina. La comisión de trabajo estará compuesta por representantes de organizaciones, asociaciones e instituciones de salud, entidades educativas y del gobierno, quienes llevaran a cabo varias reuniones en los próximos meses para determinar los lineamientos del plan. El mismo estará presidido por el Dr. Don Berwick, expresidente y director ejecutivo del Instituto para el Mejoramiento de los Servicios de Salud; y Diana Dooley, Secretaria del Organismo de Salud y Servicios Humanos de California.

“He invitado a empresarios, doctores, personas relacionadas con las compañías de cobertura médica, entidades educativas y otros líderes para que se reúnan y piensen sobre los cambios que podríamos hacer para lograr que los habitantes del estado sean personas más saludables”, dijo Dooley. El decreto, emitido el 3 de mayo de este año, engloba tres objetivos fundamentales para la próxima década, en la cual se espera disminuir la incidencia de enfermedades crónicas, como asma y diabetes, reducir la re hospitalización de los pacientes dados de alta en un periodo de 30 días y el incremento de las vacunaciones entre los niños menores de tres años.

La comisión de trabajo se reunió por primera vez el pasado 11 de junio en la sede del California Endowment para orientar a los miembros escogidos sobre los términos del decreto emitido por el gobernador Brown, sus respectivos roles y el itinerario a seguir en los próximos meses para elaborar el informe preliminar sobre el plan.

“Nos gusta esta visión que ha tenido nuestro gobernador porque sabemos que la salud empieza cuando ayudamos a las personas de nuestra comunidad a llevar una vida más sana”, dijo en un comunicado de prensa el Dr. Robert K. Ross, presidente y director ejecutivo del California Endowment. “Este grupo de trabajo va a crear el camino para cambiar el sistema de salud en California, dando prioridad a la prevención de las enfermedades en lugar del tratamiento a la enfermedad cuando ya se ha convertido en un problema. De esta manera, podemos lograr una mejor salud para nuestros residentes y aliviar los costos para los contribuyentes y las empresas”.

Durante la primera reunión, el Dr. Ron Chapman, director del Departamento de Salud Pública de California (CDPH), dio a conocer las estadísticas a nivel estatal sobre las áreas en las que se enfocarán las mejoras. Se espera que las medidas a implementarse en los próximos diez años contribuyan con la disminución de las enfermedades crónicas en las comunidades, especialmente la latina.

La información resaltó la relación entre el grado de educación y el nivel socio económico con el índice de incidencia de la obesidad y la diabetes entre los adultos, especialmente entre los latinos. Asimismo, destacó el costo de la diabetes en California, el cual asciende a unos 24 mil millones de dólares al año, incluyendo los costos médicos directos, como hospitalización, y los costos médicos indirectos, entre los cuales se encuentran el ausentismo laboral y muerte prematura.

“Una parte de la Ley de Salud a Bajo Precio (ACA) se relaciona con la reducción de costos en los servicios de salud y esa reducción está relacionada con la prevención de las enfermedades y no el tratamiento de ellas”, dijo el Dr. Edward Moreno, Director y Funcionario de Salud del Departamento de Salud Pública del Condado de Fresno y Presidente del la Asociación de Funcionarios de Salud de California. .”Si podemos prevenir enfermedades, eso contribuirá con la creación de una fuerza de trabajo saludable, con menos días de permiso por enfermedad y menos visitas a los hospitales, reduciendo el costo de los servicios de salud y proporcionando beneficios a los empresarios”.

La presentación del Dr. Chapman también mostró información sobre el índice de re hospitalización en las instituciones de salud de California, los cuales se deben principalmente a enfermedades tales como neumonía o cardiovasculares. También resaltó su inquietud por el poco interés que muestran los padres con respecto a la vacunación de sus hijos y la necesidad de educarlos para crear conciencia sobre la importancia de la misma en la prevención de enfermedades.

Otros de los aspectos mostrados durante la presentación fueron los factores de riesgo a la salud, los cuales están relacionados con la escasa actividad física, el acceso a lugares donde se ofrezcan alimentos saludables y el consumo de cigarrillos. Por otro lado, resaltó la relación que existe entre el lugar donde vive la persona y la expectativa de vida de la misma.

“Las condiciones en las que personas viven, trabajan o juegan pueden significar una gran influencia en sus vidas”, dijo Moreno. “Cuando vemos quienes viven en esas comunidades son personas que suelen pertenecer a una minoría, como los Latinos y quienes tienden a presentar riesgos de sobrepeso, obesidad, enfermedades cardiacas o mueren prematuramente debido a estas enfermedades”.

La comisión de trabajo deberá presentar un informe el próximo 15 de diciembre en el que incluyan datos fundamentales, objetivos establecidos y recomendaciones para la obtención de esos objetivos. Asimismo, deberá incluir sugerencias que no necesiten gastos gubernamentales adicionales y estándares para medir las mejoras establecidas en los objetivos durante un periodo de 10 años.

“Para diciembre debemos tener un plan que abarque un periodo de 10 años y que incluye lo que deberíamos hacer en forma inmediata o en un período de uno, dos o tres años”, dijo Dooley. Así, en un lapso de diez años, todos estaremos más saludables”.

Dooley también señaló que el plan incluirá sugerencias para que diferentes organizaciones las pongan en práctica, sin hacerles sentir que es una ley que los obliga a ello. “Serían ideas que sirvan para lograr que la gente entienda como podrían llegar a ser personas mas sanas”, dijo.

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain