Italia clasifica con lo justo

La selección venció a Irlanda 2-0

Italia clasifica con lo justo
La "azzurra" se mantiene con vida en el torneo continental gracias a los goles de Antonio Cassano y de Mario Balotelli.
Foto: EFE

Poznan, Pol., 18 Jun. (Notimex).- La selección de Italia clasificó a los cuartos de final de la Eurocopa 2012, al vencer con lo justo, 2-0, a su similar de Irlanda, en partido disputado en el estadio Miejski y correspondiente al Grupo C.

La “azzurra” se mantiene con vida en el torneo continental gracias a los goles de Antonio Cassano, al minuto 35, y de Mario Balotelli (90), quien en esta ocasión entró de relevo, ambos en tiro de esquina.

De este modo, Italia llegó a cinco puntos para culminar en el segundo lugar del escuadrón C, por debajo de España (7) y por arriba de Croacia (4) e Irlanda (0), estos dos últimos eliminados. Ahora los italianos jugarán en los cuartos de final contra el primer lugar del Grupo D, que será Francia, Inglaterra o Ucrania.

El entrenador Cesare Prandelli cambió su táctica para volver al 4-4-2 clásico en Italia y decidió darle el voto de confianza a Antonio Di Natale en lugar de Balotelli, aunque el jugador del club inglés Manchester City respondió mejor ahora como cambio.

Los de la isla esmeralda intentaron por momentos preocupar la meta de Gianluigi Buffon, pero sin mucho riesgo y conforme pasó el tiempo la “azzurra” se plantó mejor en el campo para comenzar a generar peligro en el área de Shay Given.

Di Natale, al minuto 27, tuvo la primera llegada de gol, pero su remate se estrelló en un defensa; al 34, Antonio Cassano, desde afuera del área, remató de forma potente y a Given se le escurrió el balón, pero, para su fortuna, salió a tiro de esquina.

Sin embargo, el error del portero irlandés trajo consecuencias, ya que en el “corner”, Andrea Pirlo envió servicio para la llegada de Cassano, quien de cabeza venció a Shay Given para poner el 1-0 al minuto 35, en un balón que apenas superó la línea de gol.

Así, los transalpinos se adelantaron, lo cual, aunado al empate sin goles entre España y Croacia, los colocaba en los cuartos de final, resultado que tenían que asegurar en la parte complementaria ante Irlanda, que, ya sin aspiraciones, sólo buscaba hacer la maldad.

En el segundo lapso, Italia mantuvo el control del choque en los primeros instantes, pero ya no encontró tantas facilidades para acercarse al arco rival, en tanto los irlandeses apostaron al contragolpe.

Hasta la hora del partido, Irlanda, con disparo de Keith Andrews, puso a trabajar a Buffon, en el inicio de la reacción irlandesa, que comenzó animarse al ataque contra Italia, que perdió aire en la parte final del cotejo y se dedicó a defender el gol.

Los italianos empezaron a cometer faltas en los linderos del área ya que no aguantaban el balón en su poder, lo que propició que su meta se pusiera en riesgo. A los 78 minutos, en jugada de tiro indirecto, Andrews de nueva cuenta obligó a Buffon a recostarse y aunque soltó la pelota, para su fortuna la zaga despejó bien el peligro.

Cuando peor parecía el panorama para los transalpinos, se fue expulsado por doble tarjeta amarilla el mejor elemento de Irlanda, Andrews, y casi de forma inmediata los pupilos de Cesare Prandelli amarraron el triunfo.

En tiro de esquina, Alessandro Diamanti, mandó el centro al área para que Balotelli impactara el balón de volea, pese a ser jaloneado, y nada pudo hacer el “cancerbero” Given, quien sólo vio el balón en el fondo de las redes para el 2-0 final, al minuto 90.

El encargado de aplicar el reglamento fue el silbante turco Cuneyt Cakir, quien tuvo una buena labor, amonestó a los italianos Federico Balzaretti, Daniele De Rossi y Gianluigi Bufón, en tanto con Irlanda hizo lo propio con Keith Andrews, John O´Shea y Sean St. Ledger, aunque después por otra amarilla salió expulsado Andrews.