Boehner exige mano dura contra Holder

El presidente de la Cámara de Representantes exigió el jueves que el gobierno del presidente Barack Obama ceda y entregue documentos relacionados con una fallida operación de rastreo de armas e insistió en que esa es la única forma de evitar una votación del pleno de la cámara baja que podría declarar en desacato al secretario de Justicia.
Boehner exige mano dura contra Holder
John Boehner.
Foto: AP / J. Scott Applewhite

WASHINGTON (AP) — El presidente de la Cámara de Representantes exigió el jueves que el gobierno del presidente Barack Obama ceda y entregue documentos relacionados con una fallida operación de rastreo de armas e insistió en que esa es la única forma de evitar una votación del pleno de la cámara baja que podría declarar en desacato al secretario de Justicia.

John Boehner adoptó una postura firme en contra del gobierno de Obama y del secretario de Justicia, Eric Holder, pese a la disposición de los legisladores republicanos y de Holder para negociar un acuerdo antes de que el tema se convierta en una crisis constitucional. El presidente se acogió al fuero ejecutivo, un principio legal usado para evitar la revelación de documentos presidenciales internos.

Si bien una confrontación entre el legislativo y el ejecutivo del gobierno sería una disputa intrascendente para la mayoría de los votantes, Boehner aportó el jueves un elemento humano a la batalla por los documentos relacionados con la Operación Rápido y Furioso. Dijo que la familia del agente fronterizo asesinado Brian Terry merece respuestas sobre las armas que cobraron su vida.

Dos armas de fuego a las que se les permitió cruzar de Arizona a México en el fallido esfuerzo de rastreo de armas fueron encontradas cerca del cuerpo de Terry.

“La familia Terry merece respuestas sobre por qué su hijo fue muerto como resultado de una operación dirigida por el gobierno de Estados Unidos”, dijo Boehner durante su conferencia de prensa semanal.

Durante la investigación de año y medio del Comité de Supervisión y Reforma Gubernamental de la Cámara de Representantes, el Departamento de Justicia entregó cerca de 7.600 documentos sobre detalles de la Operación Rápido y Furioso.

Pero debido a que el departamento negó inicialmente y luego admitió haber usado una riesgosa técnica de investigación conocida como “permitir que las armas caminen”, el comité ha centrado su atención en la manera en que el departamento respondió a la investigación. Los documentos adicionales que busca obtener tratan sobre ese tema.

Los agentes de la Oficina Federal de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego de Estados Unidos en Arizona abandonaron la usual práctica de la agencia de interceptar todas las armas que creen fueron adquiridas de manera ilícita. En vez de eso, la meta de permitir el tráfico de armas era rastrear tales armas para llegar a traficantes de armas de alto nivel que por mucho tiempo han evadido la acción de la justicia.