Rubio advierte sobre politización del tema migratorio

El senador de Florida asegura que eso evitará resolver el problema de la inmigración ilegal
Rubio advierte sobre politización del tema migratorio
Senador de la Florida Marco Rubio.
Foto: AP

Orlando – El senador republicano de Florida, Marco Rubio, advirtió hoy ante un foro latino de que mientras ambos partidos continúen politizando el debate migratorio, el Congreso de EE.UU. jamás podrá resolver el problema de la inmigración ilegal.

“Este no es un asunto sencillo, no es algo que tenga una respuesta de sí o no; es mucho más complicado que eso”, dijo Rubio ante la 29 conferencia anual de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Elegidos (NALEO), influyente organización no partidista.

Rubio, estadounidense de origen cubano, figura en las quinielas como posible compañero de equipo del virtual candidato presidencial republicano, Mitt Romney, en su intento de desbancar en noviembre al presidente Barack Obama.

“Es un asunto de ley y orden, pero también es un asunto humano”, agregó Rubio, al señalar que la comunidad hispana ha sido la más golpeada por el problema de la inmigración ilegal.

Rubio consideró que Estados Unidos asiste a un “momento de inflexión” sobre el debate migratorio pero que, a su juicio, la solución yace en algún punto entre dos extremos, la “amnistía” por un lado y la deportación masiva por otro.

El senador tachó el anuncio de Obama de suspender la deportación de decenas de miles de estudiantes indocumentados como una medida electoralista, y recordó que el mandatario no ha cumplido su promesa de 2008 de reformar el sistema de inmigración.

En cambio, argumentó, la propuesta que él elabora junto a otros líderes del Congreso no busca “influir en las elecciones”.

Así, Rubio lamentó que las negociaciones para resolver la presencia de los alrededor de once millones de inmigrantes indocumentados se han vuelto un “asunto político” que ambos lados utilizan para sumar votos y recaudar fondos.

Mientras el asunto sea “un juego de ping pong político que cada lado utiliza para ganar votos, no se va a resolver”, advirtió Rubio.

El senador aún no ha presentado su esperado proyecto de ley para ayudar a los estudiantes indocumentados a regularizarse.

Rubio hizo estas declaraciones momentos antes del discurso que ofrecerá ante NALEO el presidente Obama, en el que se prevé que inste al Congreso a que apruebe los proyectos pendientes para espolear la economía.

Obama también responderá a los ataques que en ese mismo foro vertiera ayer Romney respecto al anuncio del viernes pasado de suspender la deportación de estudiantes indocumentados que vinieron a EE.UU. cuando eran menores.

La medida, que no ofrece una vía para la legalización, beneficiaría a entre 800,000 y 1.4 millones de estudiantes, que también podrán solicitar un permiso de trabajo renovable de dos años.

Obama se presentó ante NALEO en 2008 como candidato presidencial y en esa ocasión dijo que sería un “socio” de la comunidad latina en la Casa Blanca.

Obama ganó la presidencia gracias en parte al apoyo de los hispanos y ahora Romney y los republicanos le achacan que, durante su mandato, los hispanos han visto un incremento de su nivel de desempleo y de pobreza, además de sufrir los efectos de una grave crisis hipotecaria.