México: Confiesan quienes “vendieron” su voto al PRI (video)

“Nos las dieron a nombre del PRI y del 'diputado' Héctor Pedroza (un candidato del PRI al Congreso), y nos dijeron que contaban con nuestro voto”
México: Confiesan quienes “vendieron” su voto al PRI (video)
Desde el domingo son constantes los rumores de que muchos votos fueron comprados por el PRI a fin de asegurar la victoria de su candidato, Enrique Peña Nieto (en la máscara).
Foto: EFE / Miguel Sierra

MEXICO – Miles de personas se apresuraron hoy a canjear sus tarjetas prepagadas de regalo “presuntamente distribuidas por el Partido Revolucionario Institucional (PRI)” en supermercados de barrios pobres en las afueras de la Ciudad de México, alimentando las acusaciones de que las elecciones presidenciales del domingo están manchadas por una enorme compra de votos.

Algunos de los poseedores de las tarjetas se quejaron de que no recibieron tanto como se les prometió o de que algunas tarjetas ni siquiera funcionaban.

Los vecinos de una de las tiendas dijeron que la multitud de clientes, inusualmente grande, les impedía hacer sus compras diarias.

Algunos de quienes hacían fila para usar sus tarjetas de regalo dijeron que las recibieron a cambio de apoyar a Enrique Peña Nieto, el candidato del PRI que ganó la presidencia según el conteo preliminar de votos. Algunos llevaban gorras y camisetas rojas con el nombre de Peña Nieto en letras blancas.

María Salazar, una estudiante universitaria de 20 años, se presentó con su padre, Antonio Salazar, de 70 años, para cobrar tres tarjetas de regalo.

“Nos las dieron a nombre del PRI y del ‘diputado’ Héctor Pedroza (un candidato del PRI al Congreso), y nos dijeron que contaban con nuestro voto”, dijo Salazar afuera de la tienda, mientras llevaba bolsas de plástico llenas de papel higiénico, aceite, arroz, galletas saladas y sopas instantáneas de fideos.

Su padre cargaba dos bolsas de comestibles y un sobrino de María, de ocho años, llevaba otra.

“Nos dijeron que eran de 500 pesos ($37.50) y llega uno a la caja y son de 100 méndigos (infames) pesos ($7.50)”, dijo ella.

“Nos dijeron que teníamos uno o dos días (para canjearlas), porque las iban a cancelar”, dijo Antonio Salazar. “Es una chingadera (un acto ruin)”, agregó.