Enfrenta múltiples cargos de homicidio

Holmes es acusado de 24 de ellos, dos delitos por cada uno de los 12 fallecidos
Enfrenta múltiples cargos de homicidio
La sanidad mental de James Holmes está en entredicho.
Foto: AP

Es acusado de 24 cargos, dos cargos por cada una de las 12 víctimas, y 116 de intento, dos por cada una de los 58 heridos

CENTENNIAL, Colorado.- James Holmes pareció estar igual de ido que en su primera comparecencia la semana pasada, después del tiroteo mortal ocurrido en el cine de Colorado.

Ayer en un tribunal abarrotado de la zona de Denver, Holmes de 24 años, se sentó en silencio y no reacción cuando oyó los cargos formales en su contra, incluyendo el de homicidio en primer grado por cada una de las 12 personas que mató y de intento de homicidio por cada una de las 58 personas que hirió en uno de los tiroteos masivos de peores consecuencias en la historia reciente de EEUU.

En un momento, Holmes que se encontraba esposado y lucía todavía el cabello teñido de anaranjado, se inclinó para hablar con uno de sus abogados y arrugó el ceño.

Cuando el juez le preguntó al exestudiante de neurociencias si estaba de acuerdo con la solicitud de su abogado para postergar una futura audiencia ante el tribunal, así el equipo de la defensa tenía más tiempo para prepararse, Holmes dijo en voz baja: “Sí”.

Algunas personas que se encontraban en el tribunal lucían camisetas de Batman. Varias personas se tomaron de las manos e inclinaron la cabeza, como en oración, antes de que comenzara la audiencia. Al menos una víctima asistió a la audiencia, se encontraba en silla de ruedas y tenía vendas en una pierna y brazo. Un hombre que no se identificó miró con indignación a Holmes durante toda la audiencia.

Holmes fue acusado de 24 cargos de homicidio, dos cargos por cada una de las 12 víctimas, y 116 cargos de intento de homicidio, dos por cada una de las 58 personas heridas.

En lo que respecta a los cargos de homicidio, uno de ellos incluyó homicidio con deliberación y el otro homicidio con indiferencia extrema. En caso de encontrarlo culpable, ambos cargos conllevan la pena de muerte, como pena máxima, y el castigo mínimo es cadena perpetua sin libertad bajo palabra.

Una condena por indiferencia extrema significa que cualquier pena de cadena perpetua debe cumplirse en forma consecutiva, no simultánea, señaló Craig Silverman, exfiscal adjunto del distrito en Denver.

Además, Holmes también se enfrenta a un cargo de posesión de explosivos y a un cargo por delito de violencia.

Los analistas jurídicos esperan que en el caso predominen los argumentos sobre la sanidad mental del acusado.

Los abogados también presentaron argumentos sobre la moción de la defensa para determinar quién había filtrado información a los medios de noticias sobre el paquete que Holmes, de 24 años, había enviado supuestamente a su psiquiatra en la Universidad de Colorado, Denver.

El 23 de julio, tres días después del tiroteo, las autoridades incautaron un paquete, después de encontrarlo en la sala de correo del centro médico donde Holmes estudiaba.

Varios medios de noticias informaron que contenía un cuaderno con descripciones de un ataque, pero Carol Chambers, fiscal del distrito del Condado Arapahoe, afirmó en expedientes judiciales que la parcela no había sido abierta cuando estas noticias “imprecisas” inundaron la prensa.

La fiscal Tamara Brady señaló ayer que citaría a la psiquiatra Lynne Fenton para que presentara su testimonio en la disputa si el cuaderno es material confidencial, debido a la posible relación entre médico y paciente. El 16 de agosto se celebrará una audiencia para tratar este asunto.

El juez William Sylvester, presidente del Tribunal del Distrito, fijó una audiencia para el 9 de agosto, conforme a una moción presentada por los medios de noticias, por la cual buscan que la causa se vuelva pública.

Se fijó una audiencia para el 27 de septiembre en la que se actualizará la condición de esta causa. También se programó una audiencia, durante la semana del 9 de noviembre, para considerar asuntos relacionados con las pruebas y determinar si Holmes debe continuar detenido sin fianza.

A diferencia de la primera comparecencia de Holmes ante el tribunal del 23 de julio, la audiencia del ayer no fue televisada. A pedido de la defensa, Sylvester prohibió las cámaras de video en la audiencia, señalando que la extensa cobertura podía interferir con el derecho de Holmes a recibir un juicio justo.

La semana pasada, Sylvester permitió un video en vivo por el cual el mundo dio su primera mirada al sospechoso del tiroteo. Con una alborotada melena de color anaranjado, Holmes parecía tener la lánguida y distraída la mirada. No habló.Se contó con muchos agentes de seguridad durante la audiencia de ayer. Se enviaron agentes armados a los techos de ambos edificios del complejo judicial, y los vehículos del orden público que bloqueaban las entradas de los edificios.

Los investigadores señalan que Holmes comenzó a acumular material para su ataque durante cuatro meses y compró las armas en mayo y junio, mucho antes del tiroteo que ocurrió poco después de la medianoche durante la función de la película “The Dark Knight Rises”. Fue arrestado por la policía fuera del cine.

Los analistas indican que eso significa que probablemente haya un solo punto principal en la disputa legal entre los fiscales y la defensa.

“No creo que sea muy difícil pronosticar el rumbo que tendrá esta causa”, señaló Craig Silverman, ex fiscal adjunto del distrito en Denver. “No se trata de un misterio” … La única defensa posible es demencia”.

Conforme a las leyes de Colorado, los acusados no son responsables legalmente de sus actos si sus mentes están tan “enfermas” que no pueden distinguir entre el bien y el mal. Sin embargo, las leyes advierten que “se debe tener cuidado para no confundir este tipo de enfermedad o defecto mental con desviación moral, depravación mental o pasión motivadas por la ira, la venganza, el odio u otras razones, y situaciones perversas hacia el prójimo”.

Los expertos señalan que existen dos niveles en la defensa por demencia.

Los defensores públicos de Holmes pueden argüir que no tiene las facultades mentales necesarias para someterse a juicio, que fue el argumento de los abogados de Jared Loughner, acusado de matar a seis personas en Tucson, Arizona, en el año 2011, además de herir muchas otras, entre ellos a la representante Gabrielle Giffords. Loughner, que se declaró no culpable de los 49 cargos, fue diagnosticado con esquizofrenia y está sometiéndose a tratamiento en la cárcel de Missouri, como intento para contar con las facultades mentales necesarias para someterse a juicio.

Si los abogados de Holmes no pueden convencer al juez de su incompetencia mental, y Holmes es procesado, podrían intentar evitar la posible pena de muerte al argüir que es enfermo mental. En las próximas semanas, los fiscales determinarán si solicitar o no la pena de muerte.

No se esperaba que ayer Holmes presentara sus declaraciones.

Podría llegar a presentar una declaración oral por la docena de cargos por homicidio en primer grado ya anticipada, o sus abogados podrían presentar la declaración por él. Los fiscales pueden presentar cargos múltiples por intento de homicidio en primer grado y otros cargos contra Holmes, que llenó con bombas trampas su apartamento con la intención de matar a cualquier agente que llegara allí la noche del ataque al cine”, señaló la policía de Aurora.

Sam Kamin, profesor de derecho de la Universidad de Denver, señaló que existen pruebas “importantes” de que el ataque fue premeditado, lo que resultaría más difícil para la defensa de demencia. “Pero”, dijo,”las cosas que desconocemos son las que se usarán como base de este caso, y eso es su estado mental”.

Los amigos del Sur de California, donde Holmes creció, lo describen como un joven inteligente, a veces raro que le fascinaban las ciencias. Comenzó el competitivo programa de doctorado en neurociencias en la Universidad de Colorado en junio de 2011. Un año después, abandonó el programa poco después de tomar el examen de finalización del primer año.

Sylvester ha buscado controlar enérgicamente el flujo de información sobre Holmes, emitiendo órdenes de reserva para los abogados y agentes del orden público, revistiendo de carácter confidencial el expediente y prohibiendo a la universidad divulgar registros públicos sobre el año que Holmes estudió allí.

Un consorcio de medios de comunicación, entre ellos The Associated Press, recusa el carácter confidencial impuesto por Sylvester a los expedientes del caso.

El viernes, los expedientes judiciales indicaron que Holmes veía una psiquiatra en la universidad. Pero no se establecía desde cuándo veía Holmes a Fenton y si era por una enfermedad mental u otro problema.

El sitio en Internet de la Universidad de Colorado identificó a Fenton como la directora médica de los Servicios de Salud Mental para Estudiantes de la universidad.

Una copia de su currículum publicado en Internet indicó que la esquizofrenia era una de las áreas de interés para sus investigaciones y dijo que atiende entre 10 y 15 estudiantes graduados a la semana por medicamentos y psicoterapia, y entre 5 y 10 pacientes en su práctica general como psiquiatra.