Seis altos militares a prisión

Trasladan a prisión a 6 militares mexicanos detenidos por crimen organizado

MÉXICO, D. F. (EFE).- El general Tomás Ángeles Dauahare y otros cinco militares mexicanos de alto rango detenidos formalmente ayer martes por diversos cargos, como delincuencia organizada y narcotráfico, ingresaron ayer de madrugada a un penal de alta seguridad, y se espera que sean procesados en las próximas 72 horas.

El general “está muy confiado de llegar al ámbito de la justicia federal. Él considera que va a ser muy sano para solventar su proceso”, señaló ayer el abogado de Dauahare, Ricardo Sánchez Reyes, en declaraciones a la emisora MVS.

Dauahare, quien fue el número dos de la Secretaría de Defensa al inicio del Gobierno en 2006, y los otros cinco militares fueron trasladados esta madrugada al penal de alta seguridad de El Altiplano, en el municipio de Almoloya de Juárez, en el central Estado de México.

El abogado Sánchez Reyes dijo a la emisora que hasta ahora desconoce los “detalles técnicos en relación a la orden de captura” y “cuál es la imputación directa y la hipótesis delicitiva por la que le libraron orden de captura” a Dauahare.

Según informó el martes la Procuradoría General de la República (PGR, fiscalía), un juez penal con sede en Toluca, central estado de México, libró órdenes de captura contra los generales de división en retiro Tomás Ángeles Dauahare y Ricardo Escorcia Vargas, el general brigadier Roberto Dawe González y el teniente coronel en retiro Silvio Isidro de Jesús Hernández Soto.

Los cuatro se encontraban detenidos provisionalmente desde mayo como sospechosos de “delincuencia organizada con el propósito de cometer delitos contra la salud”, apuntó la PGR.

El juez de Toluca también ordenó capturar al mayor Iván Reyna Muñoz y el general de brigada Rubén Pérez Ramírez.

El abogado de Dauahare indicó que en el boletín divulgado el martes por la Fiscalía mexicana no se especifica “qué grado de participación tiene [cada uno] en las conductas que se atribuyen”, pero espera conocer los detalles en las próximas horas.

A la vista de las pruebas que se le dieron a conocer hasta el 20 de julio, “no sopesamos que alcanzara para el libramiento de alguna orden de captura” a Dauahare, pero “seguramente hay más pruebas de las que ya conocemos nosotros”, agregó.

Dauahare fue detenido el pasado mes de mayo y hasta el martes se encontraba en Ciudad de México en situación de arresto preventivo en instalaciones de la Procuraduría General de la República.

En varias entrevistas concedidas desde la detención ha defendido su inocencia y declarado ser víctima de envidias de otros mandos castrenses que aspiraban a suceder al titular de la secretaría (ministerio) de la Defensa Nacional, Guillermo Galván.

“Es un proceso plagado de irregularidades, desde la detención en sí. La investigación tiene alrededor de dos años y medio y hasta la fecha no han encontrado nada. Todo han sido falsas imputaciones, dolosas, de oídas, sin que conste nada, una violación a mis garantías llevada al extremo”, dijo el pasado 25 de julio.