Sindicato de maestros podría convocar a huelga en cualquier momento

La Junta de Educación de Chicago aprobó el presupuesto para el año fiscal 2013, pero aún quedan temas por resolver con el sindicato.

Maestros realizan un piquete a las afueras de CPS en el centro de la ciudad, el miércoles 22 de agosto.
Maestros realizan un piquete a las afueras de CPS en el centro de la ciudad, el miércoles 22 de agosto.
Foto: AP

Chicago.- El comienzo de clases este 4 de septiembre podría ser perturbado por una posible huelga del Sindicato de Maestros de Chicago (CTU, por sus siglas en inglés) debido a que aún no han llegado a un acuerdo en las negociaciones con el sistema de Escuelas Públicas de Chicago (CPS, por sus siglas en inglés).

En conferencia de prensa, Karen Lewis, presidenta del CTU, dijo “Ninguno de nosotros quiere una huelga, pero si es necesario hacerla, la haremos”.

Algunos de los temas que están en negociación son los beneficios médicos para maestros y el aumento salarial basado en experiencia.

Por ley, el CTU debe dar un aviso de 10 días antes de ir a huelga, lo cual no ha pasado en Chicago desde 1987, de acuerdo con reportes de la Associated Press.

Durante una reunión realizada ayer, los delegados escolares ante el sindicato autorizaron a Lewis emitir la notificación para una huelga cuando crea apropiado.

Por otra parte, la Junta de Educación de Chicago ya aprobó el presupuesto para el año fiscal 2013; pero sin incluir las demandas del CTU. Además, la junta asignó $25 millones a CPS para un plan de contingencia en caso de que una huelga sea inminente. También aceptaron el límite al aumento en los impuestos sobre la propiedad, que generará $62 millones al fondo de CPS.

A pesar del déficit de $665 millones que existe en CPS, se usarán $5.16 mil millones para mantener el día escolar completo, contratar a 500 maestros nuevos, mantener el número de estudiantes por clase como está, cumplir con los estándares de nutrición, invertir en educación preescolar, y expandir escuelas magneto y chárter, entre otras.

Este presupuesto es el mismo presentado a principios de este verano. El único cambio es que se usarán $46 millones para financiar la contratación de los 500 docentes que ayudarán a las escuelas con la jornada del día escolar completo. Anteriormente, ese dinero se planeaba utilizar para financiar el aumento del 2% en los salarios para los maestros.

“El presupuesto tendrá en cuenta el aumento salarial para los maestros, por medio de enmiendas que presentará CPS a la Junta de Educación, después de que terminen el proceso de negociación”, estipuló CPS en un comunicado de prensa.

Durante el día de hoy, el director ejecutivo de CPS, Jean-Claude Brizard, y Lewis continuaron las negociaciones para un nuevo contrato.