Misión siria es ‘casi imposible’Misión en Siria es “casi imposible” por la violencia: Brahimi

Damasco augura fracaso si ciertos países continúan armando a rebeldes

Misión siria es ‘casi imposible’Misión en Siria es “casi imposible” por la violencia: Brahimi
Representante especial de la ONU para Siria, Lajdar Brahimi.
Foto: EFE

LONDRES, Reino Unido (Notimex).- El enviado especial de las Naciones Unidas y la Liga Árabe para Siria, Lakhdar Brahimi, calificó su misión en ese país de “casi imposible” por la escalada de la violencia, mientras Damasco auguró un fracaso si ciertos países siguen armando a rebeldes.

“Llego a este trabajo con los ojos abiertos, sin ilusiones. Sé lo difícil que es, casi imposible. No puedo decir imposible, (sino) casi imposible”, dijo Brahimi en una entrevista emitida este lunes por la cadena británica BBC.

Brahimi, un veterano diplomático argelino que sustituyó a Kofi Annan como mediador, admitió que tiene uno de las misiones más difíciles del mundo y tiene temor por el “peso” de la responsabilidad que posee.

“Estoy asustado por el peso de la responsabilidad. La gente se está muriendo y ¿qué estamos haciendo? No estamos haciendo mucho. Eso en sí mismo es un peso terrible”, aseveró.

El enviado, quien ha asumido algunas de las tareas más difíciles de todo el mundo, desde Haití hasta África del Sur, reconoció que jamás había recibido alguna misión tan difícil como en Siria: hallar una solución diplomática al conflicto que ya lleva casi 18 meses.

Quizás por vanidad y un excesivo sentido del deber, como él considera, Brahimi llegó a tomar el relevo de Kofi Annan, quien en agosto pasado anunció su dimisión después de seis meses de tratar de encontrar una salida negociada al conflicto sirio.

Manifestó que siente que está “de pie frente a un muro de ladrillo”, buscando las grietas que podrían llevar a una solución.

Asimismo, el enviado indicó que mantendrá el plan de paz de Kofi Anann, con una posible adaptación, si bien admitió que tiene “ideas pero todavía no un plan”.

Brahimi, quien visitará El Cairo y Damasco la próxima semana para reunirse con funcionarios del gobierno y la Liga Arabe, descartó la víspera una intervención militar en el país, pero conminó al régimen sirio a “acatar las demandas de cambio de su pueblo”.

Agregó que un cambio político en Siria es “fundamental y urgente”, pero señaló que “el cambio no debe ser cosmético”.

Siria ha anunciado que cooperará con Brahimi igual que hizo con Kofi Annan. “Lo escucharemos y él a nosotros”, dijo el vocero de la cancillería siria, Jihad Makdissi, en una entrevista a una emisora libanesa pro Siria.

Sin embargo, el ministro sirio de Información, Omran Zubi, aseguró este lunes que la mediación de Brahimi fracasará si ciertos países, como Arabia Saudita, Qatar y Turquía, siguen armando a los rebeldes.

“El éxito de la misión del enviado depende de que Qatar, Arabia Saudita y Turquía detengan inmediatamente el envío de armas, cierren las fronteras ante la llegada de los terroristas y dejen de acoger a refugiados”, dijo Zubi en rueda de prensa en Damasco.

Subrayó que esos tres países deben comprometerse públicamente con el plan de seis puntos de Kofi Annan para dar una salida al conflicto sirio.