Aficionados heridos en el Reliant Stadium entablan demanda en Houston

Aficionados heridos en el Reliant Stadium entablan demanda en Houston
Brian Black y Scott Woodward, heridos por un panel desprendido en el estadio Reliant de Houston, con su abogado Brent Coon.
Foto: Gustavo Rangel / RUMBO

El aficionado de los Houston Texas que fue herido en la cabeza por un objeto que cayó del anillo superior del Reliant Stadium el pasado domingo 9 de septiembre durante el partido que los houstonianos ganaron ante los Dolphins de Miami dio su testimonio, mostró sus heridas y acompañado por su abogado demandó a la organización del equipo y a los propietarios del estadio.

Scott Woodward de 55 años le mostró a los medios las nueve puntadas que se le tuvieron que hacer en la cabeza y comentó que la situación pudo haber sido peor.

“Qué tal si en vez de que nosotros estuviéramos en esa sección hubiese estado una madre con un bebé y ese objeto le cae al bebé, lo mata”, dijo Woodward.

“Esta demanda no se trata de dinero, es una demanda que responsabilice a los Houston Texans y a los propietarios del estadio para que mantengan sus instalaciones seguras”, agregó Woodward, que es un aficionado abonado de los Texans.

Woodward no es el único aficionado que entabló una demanda ya que Brian Black, que estaba sentado en la sección 115 del estadio donde cayó el panel de metal, también fue impactado en la cabeza y se ha unido a la demanda, que alega que las instalaciones del estadio no han sido inspeccionadas o mantenidas adecuadamente.

Los dos hombres que fueron heridos dijeron que el personal del estadio no los trató bien y que tuvieron que esperar más de una hora para que una ambulancia llegara al estadio e incluso contaron que los trabajadores del estadio les aconsejaron que se fueran a un hospital por su propia cuenta.

“Sentí el golpe y primero pensé que era una botella lo que me había golpeado pero pronto me di cuenta de que se trataba de algo más grande y cuando miré la sangre me asusté”, contó Woodward.

La directiva del Reliant Stadium dijo en un comunicado que el panel se cayó porque algunos aficionados lo estuvieron golpeando durante el partido.