Tigres rugen de dolor

Un error de Omar Infante abre el paso a triunfo de Medias Blancas
Tigres rugen de dolor
Alex Ríos, de Medias Blancas, se barre en segunda provocando una pifia de Omar Infante (izq.) que al final le costó el partido a Tigres.
Foto: AP

CHICAGO, Illinois (AP).- Alex Ríos se barrió en la intermedia en una jugada que su compañero Gordon Beckham consideró podría ser la más importante de la temporada para los Medias Blancas en su empeño por ganar la División Central de la Liga Americana.

El puertorriqueño buscó evitar la doble matanza y, al deslizarse frente a Omar Infante, provocó un mal tiro del venezolano que permitió que se anotaran las carreras del empate y de la diferencia con la que los Medias Blancas vencieron 5-4a los Tigres de Detroit y así despegarse tres juegos.

“Esa es una situación en la que todo segunda base sabe que el corredor se barre con todo”, dijo Ríos. “Anotamos dos carreras en esa jugada y ganamos el juego. Fue clave”.

“Le he dije [a Ríos] que esa puede ser la jugada del año hasta ahora. Muy grande”, resaltó Beckham.

Detroit se impuso 12-6 en la serie particular y ganó nueve de los últimos 11 juegos entre los dos clubes, incluyendo dos de tres la semana pasada antes que el cuarto duelo fuese pospuesto por mal tiempo.

A cada equipo le quedan 16 juegos por disputar. Chicago visitará a Kansas City y Anaheim para completar esta semana. Detroit recibirá en casa a Oakland y Minnesota.

La jugada de Ríos fue el tema principal en el vestuario tras el juego, además del desempeño del bullpen de Chicago que colgó cinco ceros tras una mala apertura del abridor, el zurdo colombiano José Quintana.

La victoria fue para el relevista Nate Jones (8-0), quien lanzó dos entradas y dos tercios. Addison Ree, registró el último out para acreditarse su vigesimoséptimo rescate en 31 oportunidades.

Con desventaja de 4-3 en la pizarra, los Medias Blancas llenaron la casa en el quinto por tercer capítulo consecutivo, expulsando del montículo al abridor de Detroit, Doug Fister (9-9), quien recibió cinco carreras, cuatro de ellas limpias, y ocho hits en cuatro entradas. También concedió dos bases por bola y ponchó a dos.

Con un out en el quinto, el cubano Dayán Viciedo bateó un roletazo por el campo corto y los Tigres trataron de poner fin al inning con la doble matanza. Pero la barrida de Ríos provocó un mal tiro de Infante que no pudo ser atrapado por el inicialista Prince Fielder.

“Ríos la hizo bien, no pudimos ejecutar la jugada. Tal vez si (Infante) se hubiese desplazado más directo por la base”, dijo el mánager de Detroit, Jim Leyland. “Fue un double play difícil. Ríos se deslizó. En el momento creí que era un double play seguro”, agregó.

Infante, que el lunes previo cometió otro costoso error que permitió un triunfo de los Medias Blancas, señaló que hubo contacto con el spike de Ríos, pero evitó esgrimirlo como una excusa.

“No es algo fácil. Es complicado hacer el tiro una vez que te han golpeado”, dijo Infante. “Tengo que hacer el tiro. Me siento mal porque he cometido varios errores en jugadas que se deben hacer”.