‘Somos de la calle’ trae de nuevo la música de Locos por Juana (Video)

Somos de la calle, muestra esa cualidad que el trío Locos por Juana quiere dejar indeleble en toda su trayectoria.

‘Somos de la calle’ trae de nuevo la música de Locos por Juana (Video)
El trío Locos por Juana presenta esta semana su nuevo trabajo, 'Somos de la calle'.
Foto: Carlos A. Varela

Dentro de su ‘locura’, la sinceridad es lo más razonable. Y Somos de la calle, muestra esa cualidad que el trío Locos por Juana quiere dejar indeleble en toda su trayectoria.

En entrevista telefónica, Itagui Correa, voz y líder de esta agrupación fundada en Miami, habla sobre este nuevo proyecto que en un par de días saldrá a la venta y explica “la sinceridad” con la que han realizado esta nueva placa. No es que los anteriores no lo fueran, sino que como explica el intérprete de La verdad, es la esencia musical que les dio origen. La banda ha tenido varios cambios desde sus inicios, allá en 2003, pero desde del anterior disco Evolución (2010), volvieron a sus orígenes de independencia.

¿Cómo fue el desarrollo musical de este disco?

Nace de lo que hemos estado haciendo estos últimos cuatro años. Las giras por Latinoamérica, Europa y aquí mismo en Estados Unidos, con tanta riqueza cultural, eso nos llevó a componerlo, a seguir fusionando entre un ritmo y otro. La colaboración del Conjunto Progreso, que, en Miami, es como un Buenavista Social Club, porque son emigrantes cubanos que están radicados aquí.

Hay una gran variación en la lírica…

Quisimos hacer algo sincero. Se llevó mediante un proceso sin presión alguna, nos tomamos el tiempo debido. Hay un lema que dice: “a todo mundo le llega su oportunidad y su tiempo”, y creo que ahorita es nuestro tiempo. Cinco años atrás nosotros estábamos muy adelantados musicalmente, pero ahora estamos en el momento de cómo se va actualizando la música, no sólo en lo latino, también en lo anglo, europeo y asiático. Estamos muy contentos con lo que se logró porque es algo muy sincero y se dio muy natural.

El tema ‘Somos de la calle’ es la autobiografía del grupo…

Sí, habla prácticamente de nuestros inicios en este país: de un adolescente -que soy yo, cuando emigré de Colombia- que trató de incorporarse a esta cultura, lo que tuve que enfrentar, como muchos otros, y luego las [experiencias] de todos, adquiridas en [la creación de] Locos por Juana.

Hablas de 2008 como una época en donde “el dinero entra poco”, pero fue su mejor época: se dieron a conocer más, una nominación al Grammy y las mejores críticas por su trabajo…

Sí, fue la época más feliz y una de las más difíciles, porque en ese momento fue el pique de nuestra carrera en el sentido de que mucha gente nos conoció, pero todavía no abarcábamos lo que estamos haciendo ahorita. Teníamos una gran fe, como sigue ahora, [pero] hoy en día podemos recoger los frutos de lo que se sembró durante tantos años…

Para nosotros lo más importante es llevarle a la gente esa comunicación sin ninguna barrera, que no haya ningún lenguaje, sino que sólo sea a través de la música que se traduzca ese mensaje espiritual.

A juzgar por algunos temas, da la impresión de que se fueron y ahora están de regreso. ¿Se sintieron fuera en estos dos años?

Siempre hemos estado tocando, haciendo música. Creo que esta vez nos concentramos más en hacer un disco sincero y no estar atrapados sólo en el negocio musical. Estamos muy enfocados haciendo música, tenemos un equipo muy fuerte y eso ayuda a nuestro desarrollo… Locos por Juana pasó de ser una banda a una entidad. Es muy bonito cuando ves gente que se ha tatuado el nombre de tu banda en su piel, eso es algo de por vida.

Estamos muy alegres de seguir con nuestra visión, con la que iniciamos desde un inicio, porque es como tu sello.

¿Pertenecer a una disquera tan grande les quitaba ese sello del que hablas?

Somos muy precavidos. Creo que el hecho de ser músicos de la calle te da ser precavido, y en el momento de firmar los contratos [con la disquera], quedamos claros que si no estábamos felices con los resultados pues… Hay muchos grupos que desaparecen y no se sabe por qué, y a veces es por las disqueras. En nuestro caso firmamos a nuestra manera.

Hoy en día no tenemos nada de qué hablar [sobre] Universal y tampoco hay una mala relación, pero este disco lo trabajamos con una gran entrega, de corazón, con el ánimo de hacer algo que le llegue a la gente.