Mortal abuso de medicinas recetadas

El 29 de septiembre habrá lugares designados para regresar medicamentos no usados, una campaña para prevenir y educar sobre el abuso de medicamentos

Guía de Regalos

Mortal abuso de medicinas recetadas
Sherrie Rubin con su hijo Aaron, quien quedó cuadrapléjico a consecuencia del abuso en medicamentos recetados.
Foto: Araceli Martinez

SACRAMENTO.- Una sobredosis con medicinas recetadas, particularmente con Oxycontin, puso a Aaron Rubin a los 23 años, en estado de coma durante tres semanas y media.

Sus padres planeaban su funeral cuando milagrosamente abrió los ojos. Aaron logró sobrevivir pero quedó cuadrapléjico, destinado a vivir en una silla de ruedas, bajo cuidado las 24 horas del día.

Hoy en día Aaron y su madre, Sherrie Rubin, se han unido a un equipo de trabajo con las agencias del orden público contra el abuso de las drogas recetadas entre los jóvenes para educar sobre los peligros de lo que puede ser una adicción mortal.

“Les digo a los padres que no piensen que no les pueden pasar a ellos porque no tienes medicinas en su casa. Se las ofrecen en las escuelas, tres o cuatro veces”, dijo Sherrie Rubin, quien junto con su esposo Michael fundó la organización no lucrativa Hope2ogether.org para llevar educación a las escuelas sobre el mal uso y abuso de los medicamentos..

Sugirió a los padres educarse y educar a sus hijos sobre toda clase de drogas. “Si no lo hacen, van a tener la información errónea de las personas que sólo les importa hacer dinero manteniendo a los muchachos adictos. Algunos niños van a morir, y si no pasa eso, van a vivir para enfrentar desafíos como a los que a diario tiene que superar Aaron”, dijo esta madre.

El creciente abuso de medicinas recetadas a nivel nacional entre los jóvenes, considerado una epidemia por el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), hizo que la oficina del procurador de la nación en el distrito Este de California, convocara a una cumbre a la que llegaron más de 200 educadores, padres de familia, estudiantes, líderes comunitarios, funcionarios de gobiernos, y expertos en salud y agencias del orden.

“El abuso de los medicamentos recetados se ha convertido en la prioridad número uno de la policía porque es un problema real entre los jóvenes. Sólo en el condado de Sacramento, en 2010 murieron 67, y el año pasado 95″, explicó el procurador de la nación para el Distrito Este de California, Benjamin B. Wagner.

Detalló que Oxycontin es el medicamento del que más se abusa pero también algunas pastillas para el dolor. “Lo más peligroso es cuando mezclan varias”, precisó.

Hizo ver que la principal fuente de obtención de los medicamentos recetados está en el botiquín de la casa. “A veces los toman de un familiar, o un amigo se los da pero algunos son robados o vendidos en las calles. Y tenemos doctores que están recetando demasiado para obtener ganancias”, observó.

Uno de las metas de la cumbre celebrada en esta capital fue aumentar la conciencia entre la gente joven y hacer que las escuelas, organizaciones no lucrativas y profesores aprendan a identificar el problema y platiquen para encontrar formas de atenderlo.

“Los estudiantes que abusan de los medicamentos empiezan a perder bastante escuela, la comunicación con otros estudiantes desaparece, los grados bajan, los problemas con los padres surgen, y éstos empiezan a llamar y preguntar qué está pasando con sus hijos. No saben qué hacer”, dijo Tony Lara, director de la secundaria alternativa Estrellita de la ciudad de Galt, al Norte de California.

“Muchos muchachos recurren a estas drogas porque buscan algo diferente. Les platican que van a ayudarles con los problemas emocionales que tienen y se van a sentir un poco mejor”, indicó el profesor quien incluso se hizo acompañar de un grupo de estudiantes.

“Unos lo hacen para divertirse no sólo por tristeza”, complementa Leslie Zepeda, una estudiante del grado 12 de la secundaria Estrellita quien vino a la reunión en busca de información para ayudar a sus hermanos que abusan de los medicamentos recetados. “Hay un hermano que usa pastillas y ya está enfermo del hígado, y necesita cirugía”, se lamenta.

Alan G. Santos de la Administración Antidrogas del Departamento de Justicia de la Nación dijo que están viendo niños desde los 12 y 13 años que consumen las drogas recetadas.

Lo más perturbador, comentó, es que muchos jóvenes que no pueden pagar el costo en las calles, están cambiando a drogas más baratas como la heroína. “Tenemos una generación de muchachos que usan heroína y que comenzaron con medicinas recetadas”, expuso.

Y debido a que muchos muchachos comienzan su ciclo de adicción con las medicinas que encuentran en su propia casa, el 29 de septiembre, la Agencia Antidrogas (DEA) pondrá en marcha el día nacional para deshacerse de los medicamentos que no usan.