Casi 350 muertos en peor día para Siria, dice oposición

Se le define como el más sangriento de la revuelta contra el régimen de al Asad

EL CAIRO, Egipto (EFE).- Más de 300 personas murieron durante la jornada del pasado miércoles en Siria en el día más sangriento desde que inició la revuelta contra el régimen de Bachar al Asad en marzo de 2011, destacaron los grupos de la oposición.

Los Comités de Coordinación Local denunciaron que 343 personas perecieron por la represión de las fuerzas del régimen, mientras que la Comisión General de la Revolución Siria señaló que fueron 313.

Asimismo el Observatorio Sirio de Derechos Humanos indicó que ese día hubo más de 300 fallecidos, de los que 211 eran civiles y el resto combatientes de la oposición y miembros de las fuerzas progubernamentales.

El director del Observatorio, Rami Abdurrahman, confirmó que se trata del día más sangriento desde el inicio de la revuelta contra el régimen de Bachar al Asad.

Todas las organizaciones coincidieron en que el mayor número de víctimas se registró en Damasco y su periferia, aunque también hubo muertos en otras provincias como Deir al Zur (este), Deraa (sur), Hama (centro), Alepo (norte), Homs (centro) e Idleb (norte).

La Comisión señaló que en las localidades de Barze y Ziabiya, en las afueras de la capital los leales al presidente ejecutaron a familias enteras, al igual que en Deir al Zur.

Los grupos de la oposición informaron que 16 personas de tres familias habían sido ejecutadas a disparos por shabiha (milicianos progubernamentales) en Barze. Entre los muertos había varias mujeres y menores de edad.

La Comisión resaltó además que 15 personas detenidas en Hama fueron asesinadas y tiradas a un pozo de agua en el barrio de Al Arbain.

Estas informaciones no han podido ser verificadas de forma independiente debido a las restricciones impuestas por las autoridades sirias a los periodistas para que puedan realizar su trabajo.

Esos sucesos coincidieron el miércoles con un doble atentado contra la sede del Estado Mayor de la Defensa en Damasco, que se cobró la vida de cuatro guardias del edificio y que fue reivindicado por el rebelde Ejército Libre Sirio (ELS).

Asimismo el periodista Maya Nasser, corresponsal de la televisión oficial iraní en inglés PressTv, fue asesinado por los disparos de un francotirador en la capital siria, informó su propia emisora.

También resultó herido el responsable de la oficina de PressTv y de la también estatal televisión iraní en árabe Al Alam en la capital siria, Husein Mortada.

El conflicto que se vive en Siria desde marzo de 2011 ha causado ya unos 25 mil muertos, mientras que 2.5 millones de personas necesitan ayuda humanitaria y más de 250 mil se han refugiado en los países vecinos, según Naciones Unidas.