Donación para contraatacar la Prop. 30 de CA fue lavado de dinero

La corporación no lucrativa Americans for Responsible Leadership (Americanos por un Liderazgo Responsable) sirvió de intermediaria para donar $11 millones para contraatacar la proposición 30
Donación para contraatacar la Prop. 30 de CA fue lavado de dinero
El gobernador Jerry Brown defiende la proposición 30.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

SACRAMENTO.— La Comisión de Prácticas Políticas Justas de California (FPPC) determinó que los 11 millones de dólares que una corporación no lucrativa de Arizona donó para contraatacar la proposición 30 que busca aumentar impuestos a las ventas y a los más ricos, fue lavado de dinero.

La Comisión de Prácticas Políticas de California dio a conocer que a través de una carta, Americans for Responsible Leadership (Americanos por un Liderazgo Responsable), la corporación no lucrativa de Arizona que hizo la donación anónima de 11 millones de dólares a un comité de campaña de California, declaró ser el intermediario y no la verdadera fuente de la contribución.

Se identificó como la verdadera fuente de la contribución a Americans for Job Security (Americanos por una Seguridad Laboral), a través de un segundo intermediario, el Centro para Proteger los Derechos de los Pacientes.

De acuerdo a FPPC, bajo las leyes de California, el fracaso para revelar desde un principio las fuentes de las contribuciones, se considera dinero de lavado en una campaña.

“La persistencia y el trabajo duro de la FPPC ha ganado una victoria importante y duradera en el proceso político”, dijo Ann Ravel, presidenta de la FPPC. “Continuaremos en este tema y todos los que aseguren que la gente de California sepa quién financia la actividad política en este estado”, agregó.

“Este caso, también demuestra la necesidad de reforma para asegurar que los verdaderos donantes sean revelados y no puedan esconderse atrás de nombrés inofensivos de comités. “La gente de California merece mejor”, dijo .

El Acta de Reforma Política de California requiere la exhibición a la gente de California de la verdadera fuente de donaciones de campaña. En la mayoría de los casos, se requiere esta información antes de la elección. Se exige asimismo que quienes sirven como intermediarios de las contribuciones, revelen la verdadera fuente a quien recibe la contribución.

A finales de octubre pasado, el gobernador Jerry Brown acusó al Comité de Acción Política de Pequeños Negocios (PAC) que se opone a la proposición 30, de lavado de dinero ilegal, luego de la donación de 11 millones de dólares.