Prenden fuego… Rumbo al Staples

Abner Mares-'Chemito', Angulo-Cázares y Santa Cruz-Zaleta, prometen grandes combates el sábado

LOS ÁNGELES.— El compromiso de una gran velada de box en la que cada uno promete dejar lo mejor, así como los antagonismos ya marcados durante la larga campaña de promoción, fueron ventilados abiertamente ayer en la conferencia de prensa final de la cartelera “Imbatido e Imparable”, que tendrá lugar este sábado en el Staples Center.

En un combate sin pronóstico posible, el mexicano Abner Mares arriesga su invicto y su título mundial supergallo versión CMB en su primera defensa, ante el panameño Anselmo “Chemito” Moreno, un prodigio del boxeo defensivo que, después de dominar en las 118 libras, llega con mucha ambición a los supergallos.

Acerca del equilibrio de fuerzas en el combate estelar de esta velada habló Óscar de la Hoya, de GBP.

“Abner Mares y Anselmo Moreno son de lo mejor que existe en los pesos pequeños y es seguro que van a dar una batalla grande y una pelea muy emocionante”, vaticinó De la Hoya.

“Mares es un valiente que va al frente, y Moreno un tremendo boxeador que despierta mucha expectativa… Será una gran pelea”, agregó.

Los rivales, a su vez, tuvieron palabras de respeto, pero cada uno por su lado expresó su motivación para ganar.

“Es la pelea más importante y la más peligrosa por la calidad del rival. También porque es mi primera defensa del título supergallo y no les puedo fallar a mis seguidores”, dice Mares, quien sabe que después de ganar el título vacante ante Eric Morel, esta pelea aparece como la verdadera prueba a superar.

A todo esto, el cauteloso “Chemito” Moreno agradeció a GBP y a Mares la oportunidad y dejó un mensaje de advertencia.

“Me planteo metas para cumplirlas y no voy a desaprovechar esta oportunidad en los supergallos. Quiero ser uno de los mejores en 122 libras y el sábado lo empiezo a demostrar”.

No menos optimista se mostró Alfredo “Perro” Angulo, quien enfrentará a Raúl “Tigre” Cázares, un texano con 11 victorias seguidas y un récord para respetar.

“Sé que Cázares es tremendo boxeador y que va a subir al ring a buscar la victoria. Eso ya asegura una gran pelea porque ustedes ya saben lo que pasa cada que el ‘Perro’ Angulo sube a un cuadrilátero: hay acción y espectáculo”, expresó el nativo de Mexicali, quien intenta reactivar su carrera después de su dramática derrota, hace justo un año, ante James Kirkland, y su paso por un reclusorio de inmigración.

El nombre de Angulo ya hace parte de las especulaciones que lo ponen como eventual rival de figuras de más taquilla como Yury Foreman, Yoshua Clottey y el mismo Miguel Cotto.

Tapado por los nombres de más brillo, Leo “Terremoto” Santa Cruz, un poco publicitado campeón de los gallos (versión FIB) se medirá al chihuahuense Víctor Zaleta en duelo de gallos aztecas.

“Estoy feliz de estar acá, es mi primera pelea en Los Ángeles y tengo el compromiso de ganar no sólo por mí, sino por toda mi gente. Soy muy joven y y necesito una victoria este sábado para ganarme un lugar en el corazón de los mexicanos”, culminó el michocano de 23 años e invicto en 22 combates con 12 victorias por la vía rápida.

Ante un grupo cercano a los 50 reporteros y al menos un centenar de espontáneos que llegaron hasta las puertas de acceso al Staples Center, donde se llevó a cabo la conferencia de prensa, Óscar de la Hoya insistió en que “ésta es una de las mejores carteleras que haya tenido el boxeo este año con una pelea estelar, pareja, de grandes campeones, y estamos seguros de que nos van a dar un gran espectáculo”, concluyó el mandamás de Golden Boy Promotions.