‘Flu’ es peligroso para el Palmeiras

De ganar, 'Flu' sería campeón y Palmeiras descendería

SAO PAULO, Brasil (AP).— Un empate hoy contra el Palmeiras podría ser suficiente para que Fluminense conquiste su segundo título del futbol brasileño en los tres últimos años.

Fluminense tiene nueve puntos de ventaja sobre el Atlético Mineiro de Ronaldinho cuando faltan cuatro fechas para el final de la temporada, y otro punto contra Palmeiras será suficiente si Atlético pierde contra Vasco da Gama.

Si el “Flu” gana, Atlético también necesitará un triunfo para mantener vivas sus esperanzas de alzar su primer título de la liga brasileña desde 1971.

En total, el Fluminense busca su cuarto título nacional.

Por su parte, Palmeiras necesita al menos un empate para conservar sus posibilidades de permanecer en la primera división la próxima temporada.

El equipo con más títulos del futbol brasileño está a siete puntos de la zona de salvación y los jugadores han sido amenazados por sus hinchas debido a los problemas del club.

El equipo de Río de Janeiro enfrentará a Palmeiras sin su cerebro Deco, quien tiene una lesión en el muslo derecho.

El técnico Abel Braga podría contar con el delantero Fred, el máximo artillero del torneo con 17 goles.

A pesar de la decepcionante campaña de Palmeiras, los jugadores del “Flu” esperan un duro reto debido a la necesidad de su oponente de ganar para permanecer en la primera división.

“Será difícil, tenemos que ser cuidados por su situación”, señaló el lateral derecho Bruno.

“Iremos por la victoria, no podemos darnos el lujo de bajar el nivel ahora. La meta es asegurar el título lo antes posible”, apuntó.

La policía aumentará la seguridad en el estadio debido a la posibilidad de violencia.

Perros adiestrados para olfatear explosivos y un comando especializado antimotines estará en el estadio durante el partido de hoy.

También se interceptará a aficionados que no tengan boletos para entrar al inmueble, explicaron las autoridades a cargo de la seguridad.

Después del empate de Palmeiras 2-2 contra Botafogo el domingo pasado, los hinchas trataron de invadir la cancha y dos policías resultaron heridos, lo que provocó que las autoridades prohibieran la entrada de la principal barra de Palmeiras al encuentro de hoy.

También hubo amenazas a jugadores y dirigentes del club esta semana.

Palmeiras marcha en el lugar 18 entre 20 equipos en la liga, con apenas 33 puntos en 34 partidos,

El lugar 17, Sport, está tres puntos más arriba, y el puesto 16, Bahía, lo supera por siete.

Los cuatro últimos de la tabla pierden la categoría de la Primera División.

El campeón de la Copa de Brasil descenderá a la segunda división por segunda vez en 10 años si pierde contra Fluminense y Bahía supera a Cruzeiro en Belo Horizonte.

“Todavía tenemos una oportunidad, tenemos que seguir creyendo”, apuntó el arquero de Palmeiras, Bruno.