Justifica Vergara reacción violenta

El empresario discute con un fanático y luego arremete contra el DT y jugadores
Justifica Vergara reacción violenta
Momento en el que Jorge Vergara es detenido durante el altercado con un aficionado en un palco del Omnilife. [AGENCIA REFORMA]

GUADALAJARA, México.— Jorge Vergara defendió la postura que tomó el jueves por la noche tras la derrota de Chivas ante el Toluca, cuando se hizo de palabras con un aficionado de un palco cercano al suyo, pues dijo que si actuó así fue porque le molestó ver que agredieron a uno de los empleados del Estadio Omnilife.

El empresario, quien al ser buscado por CANCHA no atendió, le contestó a un seguidor vía mail, y le dijo que su proceder se debió a lo que vio tras el término del juego.

“No respondí a los insultos, me enojé porque golpearon a un empleado de seguridad y le causaron una conmoción”, escribió Vergara al aficionado vía correo electrónico.

Al término del juego, un proyectil impactó a un miembro de seguridad del Omnilife, dejándolo inconsciente, incluso, el jefe de los servicios médicos del Guadalajara, Rafael Ortega, bajó para auxiliar a la persona herida, aunque tras lo sucedido en el palco del dueño del Rebaño, esta acción pasó desapercibida.

Vergara se brincó a un par de palcos para encarar a un aficionado, pero el incidente no pasó a mayores, ya que intervinieron primero unos meseros, y después personal de seguridad del inmueble.

Como si el 2-1 en contra ante Toluca no fuera suficiente para ponerle presión a las Chivas, las broncas extracancha están a la orden del día.

La tensión en el Rebaño de cara a la vuelta de los cuartos de final ante los Diablos, en donde tienen que ganar por 2 goles, o de 1, pero de 3-2 hacía arriba, se incrementó luego de los incidentes que protagonizó el dueño del equipo, Jorge Vergara, en el Omnilife.

Tras la derrota ante el Toluca, el directivo se hizo de palabras con un aficionado, al que increpó en uno de los palcos cercanos al suyo, incidente que no pasó a mayores gracias a los elementos de seguridad del inmueble.

Sin embargo, la molestia del empresario continuó hasta el vestidor, a donde bajó luego del altercado y le llamó la atención al plantel por la forma en que se perdió ante el club mexiquense.

Al ver la manera en la que Vergara le reclamó a los jugadores, el técnico holandés John Van’t Schip intercedió por los elementos del cuadro rojiblanco, situación que también le valió un regaño de parte del mandamás del chiverio.

El propio estratega minimizó el hecho, y hasta bromeó cuando se le cuestionó si en verdad había habido algún incidente con Vergara, y dijo que si golpearon a alguien fue a Jorge Enríquez, en alusión a que el volante tuvo que abandonar el partido por un golpe en el pómulo derecho.

Hubo otros jugadores que no negaron el hecho ni lo confirmaron, y que se limitaron a decir que lo único en los que le queda pensar es que mañana tienen que ganarle a Toluca por 2 goles y nada más.

La realidad es que el ambiente que reinó ayer en Verde Valle, en la práctica regenerativa del Rebaño, fue de tensión.

Al saltar a la cancha, Van’t Schip sostuvo una charla de aproximadamente 10 minutos en el centro del campo, en donde fueron pocos los jugadores que interactuaron con él, como Rafael Márquez, pues la mayoría permaneció en silencio.

Luego de que concluyó la sesión, el timonel rojiblanco se quedó para jugar una cascarita con el resto de los entrenadores de Fuerzas Básicas y su cuerpo técnico.