Aumenta a 920 cifra de mexicanos que perdieron todo en NY

Lo peor es que no reciben ayudas por su condición migratoria

Guía de Regalos

Aumenta a 920 cifra de mexicanos que perdieron todo en NY
En Belle Harbor, una mujer carga con diversos productos que voluntarios le regalaron para que intente salir adelante.
Foto: Notimex / Amy Lieberman

Nueva York, 28 Nov – Hasta hoy, suman 920 los mexicanos que perdieron sus bienes tras el paso del huracán Sandy en la zona urbana de Nueva York, la mayor parte de los cuales no tienen documentos migratorios, informó el Consulado de México en esta ciudad.

“Después de pasar días en casas de amigos o familiares, muchos están regresando a los sótanos y casas que alquilaban antes de la tormenta, a pesar de que éstas siguen siendo inhabitables”, explicó la sede diplomática en una nota informativa.

Debido a la condición migratoria de la mayor parte de los afectados mexicanos por Sandy en Nueva York, éstos no tienen manera de acceder a apoyos económicos de parte de alguno de los niveles de gobierno de Estados Unidos.

El Consulado ya ha otorgado o está en proceso de entregar ayuda económica a los afectados por Sandy mediante un fondo de emergencias financiado por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Asimismo, el Consulado, en alianza con el Instituto Cultural de México en Nueva York, mantiene un fondo para recibir donativos privados con el fin de apoyar a las víctimas mexicanas de Sandy.

De acuerdo con voceros consulares, la intención es repartir esta ayuda antes de que termine este año a los casos de mayor vulnerabilidad entre los afectados.

El número de damnificados se suma a los tres mexicanos que perdieron la vida por el paso de Sandy en la zona urbana de Nueva York, así como al connacional que pereció por el meteoro en el estado de Virginia.

Hasta la semana pasada, el Consulado había detectado a 735 mexicanos que habían perdido sus bienes a consecuencia de Sandy, que azotó las costas de Nueva York el 29 de octubre pasado, provocando la muerte de más de 130 personas en todo el territorio estadounidense.