Piden posada para el Acta de Confianza en San Francisco

Celebran organizaciones el Día del Migrante en San Francisco con acto en apoyo al Acta de Confianza
Piden posada para el Acta de Confianza en San Francisco
Grupos pro inmigrantes representaron una pastorela en San Francisco con la que pidieron la aprobación del Acta de Confianza.
Foto: Francisco Barradas / El Mensajero

SAN FRANCISCO.— A María y José, padres de un niño llamado Jesús, se les ocurrió pedir posada en el cuartel de la policía migratoria (ICE); no sólo les fue negado el acceso, María incluso fue deportada. Sucedió el Día del Migrante.

Fue puro teatro. Pero quienes participaron en la representación, el 18 de diciembre, frente al llamado “edificio estatal”, que entre otras oficinas alberga uno de tantos despachos del gobernador de California, Jerry Brown, lo hicieron para dar un mensaje urgente.

“Sinvergüenza”, llamó el asambleísta Tom Ammiano al gobernador. Le exigió aprobar el Acta de Confianza, una iniciativa legal que liberaría a los condados de California de cumplir con Comunidades Seguras (S-Comm), un programa mediante el cual ICE ha deportado de California a 82,531 personas —erróneamente incluso a estadounidenses— de octubre de 2008 a agosto de 2012.

La ira de Ammiano contra el gobernador está motivada por el veto que Brown impuso al Acta de Confianza, aun cuando ésta fue aprobada el verano pasado por las dos cámaras del Congreso estatal, lo que implicó el voto a favor de algunos republicanos.

Ammiano, quien a principios de mes volvió a presentar ante la Asamblea de California el Acta de Confianza —la iniciativa tendrá, empero, que recorrer otra vez todo el proceso legislativo antes de llegar a manos del gobernador—, dijo el martes 18 que no obstante su ira, “ésta es una lucha que se ganará con amor, con paciencia y con pasión”; éste es el tecer intento porque se apruebe el Acta de Confianza.

Luego, Ammiano recomendó al gobernador no olvidar su pasado jesuita —tras su primer año en la universidad, Brown ingresó a un seminario jesuita donde cursó estudios por cuatro años—; también le pidió “usar el cerebro y las entrañas” para de una vez por todas romper con S-Comm en California.

El supervisor David Campos secundó las palabras de Ammiano. “Sé que estamos tristes (por el veto al Acta de Confianza); pero también sé que estamos en el lado correcto de la historia”, dijo. “Defender los derechos humanos y civiles es lo correcto”, agregó el recién reelecto representante del distrito de la Misión.

El 4 de diciembre, la fiscal general de California, Kamala Harris, dirigió un comunicado a las agencias de seguridad locales y estatales precisándoles que no están obligados a colaborar con ICE en S-Comm.

La oficina de Harris encontró que entre marzo y junio de 2012, 28% de los deportados por S-Comm eran personas sin historial criminal. Un estudio del Asian Law Caucus, fundado en cifras del propio ICE, reporta que 25% de los 82,531 deportados desde California entre octubre de 2008 y agosto de 2012 no tenían récord criminal.

El objetivo central de S-Comm es detener y sacar del país a inmigrantes indocumentados que sean criminales peligrosos o representen una amenaza a la seguridad nacional. No obstante, el análisis del Asian Law Caucus muestra que del total de deportados de California, 43% cometió faltas menores a la ley. El 4 de diciembre, en una conferencia de prensa celebrada en San Francisco, Harris dijo que S-Comm es un programa “viciado”.

La representación teatral del 18 de diciembre —organizada entre otros por la Coalición Ecuménica por los Derechos de los Inmigrantes, California Inmigrant Policy Center y Ebase Alliance— tuvo un final feliz: José y el niño Jesús recibieron posada en la tercera casa que visitaron, rotulada como de “la esperanza, el liderazgo y la compasión”.

El Día Internacional del Migrante es una celebración creada el año 2000 por la Asamblea general de las Naciones Unidas. La intención es recordar que existe legislación que protege a los trabajadores migratorios y sus familias.