Operan con gran éxito a Griffin

El quarterback de Pieles Rojas tenía rotos ligamentos en la rodilla derecha
Operan con gran éxito a Griffin
Griffin III se lesionó el domingo en la derrota ante Seattle.
Foto: AP

WASHINGTON (AP).— El médico que operó la rodilla de Robert Griffin III dijo que “todos esperan y creen” que el mariscal de campo de Pieles Rojas de Washington estará listo para jugar la temporada de 2013 de la NFL.

El ortopedista James Andrews indicó ayer que realizó “una reparación directa” del ligamento lateral colateral de la rodilla derecha de Griffin, y que volvió a arreglar el ligamento anterior cruzado que ya le había reconstruido antes.

“La meta de su tratamiento es proporcionarle la mejor oportunidad de una carrera profesional larga”, dijo el doctor Andrews en un comunicado distribuido por Pieles Rojas.

El mariscal se lastimó la rodilla el domingo en la derrota ante Seattle en los playoffs de la NFL.

Griffin se rompió el ligamento anterior cruzado de la misma rodilla en 2009 mientras jugaba con la universidad de Baylor.

Craig Bennett, jefe del equipo médico de la Universidad de Maryland, dijo que los jugadores de futbol usualmente necesitan entre siete y 11 meses de recuperación tras una segunda reconstrucción de ligamentos cruzados, pero que frecuentemente se requiere hasta un año para que el ligamento sane por completo.

“Típicamente en el primer año de regreso de una reconstrucción de LCA existe una tendencia a tener algunos problemas de vez en cuando”, agregó Bennett.

Ahora el jugador conocido como RG3 enfrenta otro reto mayúsculo: recuperarse a tiempo para el inicio de la próxima temporada.

“Gracias por sus oraciones y respaldo. Amo a Dios, a mi familia, a mi equipo, los fanáticos y amo este deporte. Los veo la próxima temporada”, tuiteó Griffin antes de pasar por el quirófano.

El corredor Adrian Peterson, de los Vikingos, volvió al terreno apenas ocho meses después de romperse el mismo ligamento y casi fija una nueva marca de yardas por tierra esta temporada.

Russ Paine, un fisioterapeuta de Houston que trabajó con Peterson durante su rehabilitación, dijo que el cronograma del corredor para volver a jugar en realidad fue “bastante tradicional”.