Felipe Calderón inicia su beca hoy en Harvard (Video)

Aunque casi 35 mil personas piden a la universidad que cancele su estancia y le suspendan la beca, todo parece apuntar a que el exmandatario se quedará

Guía de Regalos

Felipe Calderón inicia su beca hoy en Harvard (Video)
Para realizar esta beca el expresidente se mudó a Cambridge, Massachusetts.
Foto: AP / Archivo

Ciudad de México – El ex Presidente mexicano Felipe Calderón Hinojosa se integra hoy a la Escuela de Gobierno John F. Kennedy, con una beca de la Universidad de Harvard.

Hasta hoy a mediodía, casi 35 mil personas han firmado en change.org las dos peticiones a Harvard para que suspenda la beca, sometidas por Eduardo Cortés Rivadeneyra y John Randolf, el primero ciudadano mexicano y el segundo un ex agente de la Patrulla Fronteriza.

Tanto Cortés Rivadeneyra como Randolf informaron que entregarán la petición a la universidad.

La beca, otorgada por Harvard, ha provocado una tormenta política que ha brincado la frontera. El poeta y activista Javier Sicilia, junto con el investigador del Colegio de México Sergio Aguayo, escribieron una carta al decano de la Kennedy School, el profesor David T. Ellwood, en la que le solicitan de manera formal las razones por las que se decidió incorporar al ex Presidente como integrante del Programa Global Angelopoulos de Líderes Públicos.

Denuncian el clima de impunidad, los muertos, los desaparecidos y desplazados que provocaron sus políticas de seguridad en México.

Sin embargo, el rector les contestó que Calderón se queda.

El ex Presidente se mudó a Cambridge, Massachusetts, que apenas rebasa los 102 mil habitantes y tiene un índice casi cero de violencia. La zona es de clase media alta, tiene las mejores escuelas del país y el ingreso familiar anual promedio roza los 107 mil dólares, mientras que el desempleo es la mitad de la tasa nacional, con 5.3 por ciento.

La situación en México es distinta, según la argumentación de una de las peticiones para que Harvard cancele su beca: “Durante el sexenio pasado se disparó la deuda pública en un 122%, según SHCP; hubo 7.3 millones de pobres, de acuerdo con el CONEVAL; México llegó a 33 lugares en el Índice de Corrupción, indicó Transparencia Internacional; el país quedó es el último lugar en calidad educativa entre los países de la OCDE; además, la ‘guerra contra el narco’ dejó más de 100 mil muertos y 25 mil desaparecidos, según México Evalúa y el listado de la PGR, publicado por The Washington Post”.

The Boston Globe, The Huffington Post y Mother Jones, entre otros medios tradicionales, así como blogs y periódicos universitarios tales como The Crimson, Chronicle of Higher Education y Bostinno, informaron a inicios de este año sobre la polémica y diversas campañas en contra de la estancia del ex Presidente panista en Harvard.

La información luego se regó a las grandes cadenas, como ABC y Univisión.

El 5 de enero pasado, Felipe Calderón llegó a Estados Unidos en compañía de su esposa Margarita Zavala. El ex mandatario panista sorprendió a pasajeros del vuelo México-Newark, de United, en el que viajó en primera fila de Clase Turista. De acuerdo con el diario El Norte, Calderón se dirigió a las 14:40 horas locales a una sala de espera especial escoltado por tres policías neoyorquinos. Presuntamente seguiría su viaje a Boston.

En Newark fue recibido por Carlos Sada, cónsul General de México en Nueva York.

El 23 de enero pasado, Calderón reapareció en el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) en Davos, Suiza, acompañado por el ex Presidente Ernesto Zedillo. El ex Presidente llegó el evento, que cada año reúne a destacados líderes mundiales en los ámbitos político y empresarial, pero esta vez lo hizo como becario de la Escuela Kennedy de la Universidad de Harvard.

La semana pasada, en un artículo publicado en The Washington Post, José Miguel Vivanco, director de la División de las Américas de Human Rights Watch (HRW), dijo:

“Las desapariciones son parte del legado horrible de México la ‘guerra contra las drogas’, iniciada por Calderón. Durante su mandato, los soldados y policías civiles torturaron sistemáticamente para obtener confesiones en la lucha contra los cárteles, y cometieron ejecuciones sumarias. Casi ninguno de estos soldados y policías abusivos han sido castigados. De las cerca de 5,000 investigaciones que los fiscales militares abrieron sobre presuntos abusos desde el inicio de la Presidencia de Calderón, de diciembre de 2006 a abril de 2012, sólo 38 soldados han sido condenados”.