Mayweather y otro regreso sin ningún riesgo

Mayweather y otro regreso sin ningún riesgo
En su último combate, en mayo de 2012, en Las Vegas, Floyd Mayweather Jr. (d) arrebató a Miguel Angel Cotto (i) el título superwelter de la AMB.
Foto: AP / ARCHIVO

Muy a su estilo, desenfadado y sin explicar nada a nadie, Floyd Mayweather Jr., anunció que regresa el 4 de mayo ante Devon Alexander y con ello echa abajo el comentado combate ante Robert “Ghos” Guerrrero.

“Será una pelea unificatoria de títulos en los welters”, dijo través de sus cuentas de Twitter y Facebook. Por ser él quien es, los analistas nos detuvimos un poco sobre el tema.

Cambia a Guerrero por Alexander, pero no porque Guerrero sea mucho más peligroso que Alexander, sino porque el “Ghos” quería cuatro millones y el “Mayweather Team” le ofreció sólo 2.5 millones.

El enemigo de esta vez tiene una derrota contra Tim Bradley y victorias sobre “Chino” Maidana y Randall Bailey a quien despojó del título en diciembre. Estas dos son sus únicas apariciones en 147 libras.

Luego, y que ambos sean zurdos obedece a la expectativa, siempre en el horizonte, de un combate megamillonario contra Manny Pacquiao, que podría ser en Dubai y por cuenta de los petrodólares, que compran clubes de futbol en París y Manchester y tambien según el escándalo FIFA, sedes de mundiales de futbol.

Es decir, Mayweather vuelve frente a un rival cómodo, como lo hizo cuando regresó de su retiro en 2009 y peleó contra Juan Manuel Márquez, en un pleito pactado en 144 libras. El mexicano dio su máximo de entonces: 142 libras y Mayweather estuvo por arriba de 147 y debió pagar una multa de 600 mil dólares a su rival, pero ganó el combate… eso sí en medio de muchos silbidos en el MGM de Las Vegas.

A todo esto José Sulaiman, el presidente del CMB, dice que Mayweather estaría obligado a pelear con Guerrero y ya imagino lo que puede hacer el “Bad boy” de Las Vegas, Nevada, con las órdenes perentorias del eterno presidente del Consejo Mundial de Boxeo, José Sulaimán.

Vuelve Mayweather, de 36 años, por el camino fácil y no deja de ser necesario recordar que cuando Sugar Ray Leonard decidió regresar del retiro, tras una operación de córnea, subió de categoría y fue a retar a Marvin Hagler el campeón de los pesos medianos…. y le ganó en un combate de leyenda que está en todas las enciclopedias del boxeo.

Tal vez la gran moraleja de la filosofía Mayweather es que uno en la vida no sólo debe elegir bien a sus amigos… también debe elegir bien a sus enemigos.

EL VERDUGO: A los 48 años sigue tan campante Bernard Hopkins (52-6 y 32 KO’s) quien pelea esta noche en Brooklyn, NY, contra Tavoris Cloud (24-0 y 19 KO’s) un floridano de 31 años que nunca ha perdido un combate y que siempre ha peleado en las 175 libras.

Hopkins busca el título semicompleto de la FIB y llega, mire bien esto, a su pelea número 29 por un título.

Si gana romperá su propio récord de ser el boxeador más viejo en coronarse campeón mundial. “Siento la mitad de mi edad, así que Cloud debe cuidarse mucho”, sentenció el “Verdugo”. Mientras Tavoris Cloud fue lacónico: “Será la última cena de Bernard Hopkins”. La cartelera la traen, mire bien esto, Don King y Óscar de la Hoya.