LeBron escribe historia

James suma sexto juego marcando al menos 30 puntos y con 60% de tiro
LeBron escribe historia
LeBron James, del Heat de Mia- mi, parece no tener límites.
Foto: AP

MIAMI (AP).— Cuando LeBron James escuchó sobre su racha de partidos anotando al menos 30 puntos y con un porcentaje de disparo de 60%, en ese momento no pensó quién estaba en esa lista.

Pensó en quién no estaba.

¿Wilt Chamberlain? No estaba. ¿Michael Jordan? Tampoco. ¿Shaquille O’Neal? No.

En la historia de la NBA, solo Adrian Dantley y Moses Malone habían hilvanado cinco partidos seguidos con esas cifras —eso fue hasta que James se unió a ese superexclusivo club.

Pero ahora es el único.

James anotó 30 puntos en 11 de 15 disparos para meterse a los libros de récords de la NBA; Chris Bosh marcó 32 y recuperó 11 rebotes, y el Heat de Miami terminó venciendo a los Trail Blazers de Portland 117-104, en un loco partido disputado el martes por la noche.

“Es algo que explotó en mi mente”, dijo James. “Ver lo pequeña que estaba la lista, y que yo fuera parte de ella fue como que… ¡wow!”.

Pero “wow” ni siquiera se acerca para resumir cómo ha jugado en esos seis partidos.

Disparó 66 por 92 y borró un lento inicio de 6 por 13 en Toronto el pasado 3 de febrero; anotó 60 de sus últimos 80 intentos de campo, un ridículo y exitoso rango de 75%, y anotó 30, 31 y 32 puntos en todos esos seis juegos.

Su último partido brillante fue en el triunfo número 1,000 de Miami, pero la única historia que será recordada va a ser lo que logró James.

“No tengo palabras”, dijo LeBron. “Como digo una y otra vez, conozco la historia de este deporte y sé cuántos increíbles jugadores han pasado por estas filas y pavimentaron mi camino y el de mis compañeros”, agregó.

“Y que yo esté en los libros de récords por mí mismo y con tal estadística… es algo grandioso”.

Damian Lillard, de Portland, quien anotó su máxima cifra ante Miami, 33, señaló: “Eso es típico del Heat de Miami”.

Muy buena evaluación del novato, que aunque estuvo en plan grande, no pudo opacar la gran noche de James.

“Por eso es quien es”, dijo por su parte el entrenador del Heat, Erik Spoelstra. “El mejor jugador de este deporte”.

Wade agregó: “Obviamente está haciendo algo asombroso y especial”.

Y en esa noche del martes en la que ambos equipos realizaron grandes seguidillas, fue el Heat el que tuvo la última palabra.

Miami marcó los siguientes 14 puntos, y casi al final cuando LeBron James se escapó para brindar una clavada con 2.28 minutos por jugar, la marca de los 30 puntos —y la historia— fue suya.

“Jugó un gran partido de basquetbol”, dijo Spoelstra al final. “Eso es todo lo que van a tener de mí por ahora. Él compite. Le encanta competir. Le gustan los juegos apretados. Y nos guía no solo con su talento”, agregó.