Migrantes trabajan sin prestaciones

Mujeres cruzan la frontera de Sonora para trabajar en Arizona de domésticas sin futuro, tienen visas pero no poseen permiso para trabajar en EEUU

Migrantes trabajan sin prestaciones
La mayoría de estas trabajadoras se van toda la semana a laborar en el aseo de viviendas o cuidar niños en Yuma y regresan a México sábados y domingos.
Foto: Archivo / AP

SAN LUIS RIO COLORADO, Sonora.— En esta frontera de Sonora se da el fenómeno de que mujeres cruzan al estado de Arizona, donde se desempeñan como trabajadoras domésticas, pero sin ningún tipo de prestación social.

El alcalde de la localidad, Leonardo Guillén Medina, declaró que es una situación que se da y sobre la que habría que investigar cifras concretas para saber cuántas personas están en esa condición.

Aunque ellas cruzan legalmente la aduana internacional con la presentación de la visa láser, es ilegal que sean contratadas por un patrón en territorio de Estados Unidos, pues ese documento no permite trabajar, según información del Consulado de México en el vecino condado de Yuma, Arizona.

De acuerdo con testimonios de trabajadoras domésticas, la mayoría se van toda la semana a laborar en el aseo de viviendas o cuidar niños en Yuma y regresan a México sábados y domingos, para evitar el cruce diario, en el cual pueden ser descubiertas.

Entrevistada en el marco del Día Internacional de la Trabajadora Doméstica, Esperanza Martínez, vecina de la colonia Campestre de esta ciudad, mencionó que por lo general laboran en situación precaria y sin prestaciones.

Expresó que si sus patrones no desean que duerma en la vivienda donde están empleadas, deben buscar algún lugar de renta con otras compañeras, el cual puede ser una cochera o un cuarto de lavar.

“Porque con lo que te pagan no te alcanza para rentar una casa al otro lado”, dijo, y en caso de que la familia empleadora te permita pernoctar en la misma casa, puede ser en esos mismos lugares y con restricciones, como es el caso de la comida.

Mencionó que conoce una compañera suya que duerme en el cuarto de lavar ropa de sus patrones, quienes le descuentan parte de su sueldo por ese motivo.

La Ley del Salario Mínimo de Arizona indica que debe ser 7.80 dólares por hora, unos 312 dólares por semana por 40 horas, pero en el caso de las trabajadoras sonorenses transfronterizas se reduce a entre 150 y 200 dólares semanales sin prestaciones sociales.

El director del Grupo Cuauhtémoc de Derechos Humanos A.C. de esta frontera, Esteban Sánchez, mencionó que las cuidadoras de niños trabajan 24 horas al día en Arizona, debido a las condiciones propias de su labor.

Afirmó que son frecuentes los casos de abuso, pero las féminas no los revelan por temor a ser denunciadas ante la Patrulla Fronteriza de Arizona, ser deportadas y perder el pasaporte.