Elevada tasa de emigración

Proyecciones del gobierno de México confirman que seguirá el éxodo
Elevada  tasa de emigración
Las proyecciones de los flujos migratorios de México a Estados Unidos muestran que las corrientes de ciudadanos de ese país, seguirán siendo muy elevadas en los años venideros.
Foto: La Opinión - Aurelia Ventura

WASHINGTON, D.C.— Una clave para el éxito de la reforma migratoria, es prevenir más inmigración indocumentada. Pero un nuevo reporte, divulgado ayer, sugiere que el flujo futuro de trabajadores que llegará a Estados Unidos, será superior a lo que se ha negociado hasta ahora.

Es uno de los argumentos más fuertes, para las voces en contra de la legalización de 11 millones de indocumentados. Los congresistas más conservadores, insisten en que un proyecto de ley, debe prevenir la llegada de más indocumentados, que son atraídos por el imán de trabajos.

La semana pasada, la Cámara de Comercio de Estados Unidos y AFL-CIO, anunciaron un acuerdo sobre flujo futuro de trabajadores, en el marco de la propuesta que negocia el Senado. Ahí, se establece un sistema que aumentará los cupos para trabajadores extranjeros gradualmente. Comenzará con 20,000 en 2015 y llegará a un máximo de 200,000 en 2019.

Pero un reporte del Grupo de Estudio de la Migración Regional, patrocinado por Migration Policy Institute y el Instituto México de Woodrow Wilson Center, pronosticó un escenario diferente.

El documento calculó que entre 2011 y 2017, el flujo neto de inmigrantes mexicanos, alcanzará las 260,000 personas por año. Esto implicaría un regreso a los niveles reportados entre 2000 y 2007. Además, estimó que un 60% de ellos, correspondería a individuos con empleo y el 40% restante a familiares y otras categorías.

“No consideramos factores como la reforma migratoria, en nuestra estimaciones. Pero sí esperamos que este ejercicio intelectual, sea considerado por los legisladores estadounidenses, que están negociando el proyecto”, comentó Alejandrina Salcedo, analista del Banco de México, una de las autoras del informe.

El reporte consideró escenarios alternativos de migración, en base a factores como control de la frontera y cambios en la oferta del mercado laboral. En este contexto, el análisis proyectó un rango de entre 230,000 y 330,000 inmigrantes mexicanos en Estados Unidos.

También destacó al sector de la construcción, como una de las áreas más relevantes para determinar los movimientos en el flujo futuro de trabajadores. En 1993 un 4.8% de los empleados en esta industria eran mexicanos, mientras en 2007, la cifra se elevó a 14.9%.

“El desempeño negativo del sector de construcción, afectó de manera clara la migración desde México. Consideramos simulaciones que incluyen un aumento en la demanda en esta industria, para realizar las proyecciones”, aseguró Salcedo.

Con un posible crecimiento económico para Estados Unidos del 2.5%, el informe estimó que el sector de construcción tendrá un influjo anual de 29,691 trabajadores. Sin embargo, el acuerdo entre la Cámara de Comercio y AFL-CIO, estableció un cupo máximo de 15,000 trabajadores anuales, para esta área, que actualmente emplea a 6 millones.

En una declaración conjunta, varios gigantes del sector, expresaron sus reservas sobre el acuerdo. Entre ellos, Associated General Contractors, National Association of Home Builders, Leading Builders of AMerica, National Electrical Contractors Association y National Roofing Contractors Association.

En una declaración conjunta, difundida esta semana, aseguraron que “sin un programa de trabajadores efectivo, la industria de la construcción, no será capaz de cumplir con la demanda futura de los sectores públicos y privados, cuando la economía mejore”.