Senadora anuncia acuerdo sobre jornaleros en EE.UU.

Los dueños de las fincas aceptaron los sueldos y el número de visas previstos en el nuevo programa, mediante el cual se permitirá la llegada de miles de trabajadores del campo al país

Senadora anuncia acuerdo sobre jornaleros en EE.UU.
Trabajadores agrícolas temporales recogen moras en una granja en Georgia.
Foto: AP / Archivo

WASHINGTON — Los dueños de fincas agrícolas en Estados Unidos aceptaron los principales elementos de un nuevo programa para traer trabajadores del campo al país, anunció hoy una senadora, lo cual aumenta las probabilidades de aprobación de una gran iniciativa de reforma migratoria.

La senadora Dianne Feinstein, demócrata de California, dijo que los dueños de las fincas aceptaron los sueldos y el número de visas previstos en el nuevo programa, mediante el cual se permitirá la llegada de decenas de miles de jornaleros al país.

Ambos aspectos eran los grandes puntos conflictivos entre el sector agrícola y el sindicato de trabajadores del campo United Farm Workers (Unión de Campesinos), que había aceptado el acuerdo a principios de semana.

“Tenemos un acuerdo sobre salarios y límite (de visas)”, dijo Feinstein a la prensa en el Capitolio. “Restan aspectos que ellos examinan sobre la protección al trabajador en la iniciativa”, agregó.

Senadora asegura que está muy cerca un acuerdo definitivo

Feinstein dijo que está muy cerca un acuerdo definitivo. Los dueños de las fincas y representantes del sindicato de trabajadores estaban reunidos hoy en la tarde.

El tema de los trabajadores agrícolas era uno de los pocos detalles sin resolver en momentos en que cuatro senadores demócratas y cuatro republicanos se aprestan a anunciar, quizá a principios de la semana entrante, una iniciativa de migración que podría marcar un antes y un después.

La legislación tiene como propósito garantizar la seguridad de las fronteras, abrir la opción a la ciudadanía a 11 millones de personas que viven sin autorización en Estados unidos y obligar a los empleadores a que verifiquen electrónicamente la condición legal de sus trabajadores.

Si se concreta, la normativa permitirá la llegada al país de decenas de miles de trabajadores, altamente calificados o poco calificados, mediante diversos programas de visas.

Mayoría de jornaleros en el país son indocumentados

Entre 70 y 80% de la fuerza laboral agrícola no tiene autorización para residir en Estados Unidos, coinciden en afirmar empleadores y sindicato, y la legislación considera dos alternativas para corregir esa situación.

Nuevo programa de visas

Los trabajadores agrícolas que viven sin autorización en el país y que hayan laborado dos años en el sector, podrían acceder a una nueva visa “tarjeta azul” mediante la cual se les concedería categoría legal y una opción más rápida para la ciudadanía que en comparación con la disponible para otras personas que se encuentran de manera irregular en el país. Estos trabajadores tendrían que aceptar una permanencia durante varios años más en el sector agrícola.

Por otra parte, la legislación crearía un nuevo programa de visas que reemplazaría al actual y que los dueños de las fincas agrícolas afirman es muy difícil de utilizar y que permite a los trabajadores permanecer en el país cada vez durante 10 meses.

Los dueños de las fincas y la Unión de Campesinos estaban en desacuerdo en cuando al número de visas y los salarios que debían pagarse a los trabajadores del campo que las consigan, pero las partes han llegado a un acuerdo en ambos aspectos.

Podrían llegar unos 250.000 nuevos trabajadores del campo hasta 2020

Los detalles todavía no estaban claros para hoy, pero a principios de semana un funcionario enterado de las negociaciones dijo que las conversaciones contemplaban la llegada de unos 250.000 nuevos trabajadores del campo hasta 2020 y permitir al secretario de agricultura que establezca la cifra después de esa fecha.

Salarios

Sobre la paga, los niveles del salario mínimo estaban por establecerse para seis categorías de ocupación diferentes, como cosechadores, trabajadores para ganado y operador de equipo, dijo hoy otro funcionario enterado de las perspectivas de los empleadores en las conversaciones.

Ambos funcionarios solicitaron el anonimato para hacer declaraciones a la prensa debida que no estaban autorizados a hablar sobre un anuncio formal antes de que se éste se hiciera público.