Falla destitución de Arpaio

No reúnen las firmas para avanzar proceso de remoción

Guía de Regalos

Falla destitución de Arpaio
Un intento para destituir al sheriff del Condado de Maricopa, Joe Arpaio, fracasó ayer al no reunirse las firmas necesarias.
Foto: AP

Un grupo que trataba de destituir al controvertido jefe del Departamento del Sheriff del Condado de Maricopa, Joe Arpaio, no logró ayer reunir las 335 mil firmas necesarias para convocar a un referendo revocatorio contra el alguacil.

“Es un día triste”, dijo Lilia Álvarez, quien dirigía la campaña de destitución. “Es una tristeza”.

Los organizadores no revelaron el número de firmas que reunieron. El último número que presentaron dos semanas atrás fue de 200 mil.

“A este momento el total de firmas no importa”, dijo Álvarez, al decidir que no darían a conocer la cantidad lograda.

Arpaio emitió un comunicado sugiriendo que los organizadores no dieron a conocer el número porque estaban avergonzados por el nivel de su fracaso.

“Este esfuerzo fracasó porque la gente buena del Condado de Maricopa, a quienes tengo el honor de servir, rechazaron la idea equivocada de revertir una elección”, dijo Arpaio.

La semana pasada, un juez federal falló que Arpaio ha violado los derechos civiles de los latinos al implementar un perfil racial .

Arpaio, autoproclamado “el sheriff más duro de Estados Unidos” anunció que acatará las órdenes de la corte y que no detendrá a personas que no pueda arrestar bajo cargos estatales. Sin embargo, él niega los cargos y ha dicho que planea apelar.

El fallo, sin embargo, dio nuevo impetu a la campaña para la destitución de Arpaio, quien fue electo en noviembre pasado para un quinto término.

Sus oponentes cometieron el error de atacar a Arpaio inmediatamente después de las elecciones, dijo Michael O’Niel, encuestador con sede en Tempe.

“El fallo del tribunal podría haber sido perfecto -— podrían haber dicho ‘esto documenta lo que hemos estado diciendo’, explico O’Neil. “Pero porque comenzaron prematuramente, no veo nada que afecte su poder (de Arpaio)”.

A pesar de no conseguir las firmas necesarias, los activistas dijeron que la lucha en contra de las acciones del alguacil continuarán, y prometieron seguir trabajando hasta que Arpaio deje su puesto.