Hijo de bombero de LA entre muertos en Arizona

El domingo fue el día más mortífero para los bomberos estadounidenses desde los ataques terroristas de 2001
Hijo de bombero de LA entre muertos en Arizona
El incendio forestal en Yarnell, Arizona que mató a 19 bomberos n cerca de la ciudad fue alimentado por las condiciones calientes y secas. El fuego se inició con un rayo el viernes y se extendió a 2.000 hectáreas el domingo
Foto: AP

Yarnell, Arizona— El incendio forestal que acabó con la vida de 19 bomberos y destrozó 200 viviendas en la comunidad montañosa de Yarnell, al noroeste de Phoenix, Arizona, sigue descontrolado afirman las autoridades. Este incendio constituye la mayor tragedia de este tipo en los últimos 80 años en Estados Unidos.

“Todo nuestro equipo se perdió”, dijo el jefe de bomberos de la ciudad de Prescott, Dan Fraijo. “Hemos perdido 19 de algunas de las mejores personas que jamás conocerás. Ahora mismo, estamos en crisis”.

Los bomberos eran miembros de una unidad exclusiva, entrenada especialmente para combatir las peores llamaradas del país. El domingo fue el día más mortífero para los bomberos estadounidenses desde los ataques terroristas de 2001.

Tony Akins, el inspector de bomberos del Condado de Los Angeles reveló hoy que Kevin Woyjeck, de 21 años de edad, es uno de los bomberos fallecidos en el incendio del dominog. El joven era el hijo del capitán Joe Woyjeck, un veterano del Departamento de Bomberos del Condado de Los Ángeles.

El incendio, que fue provocado por un rayo, se ha extendido hasta por lo menos unas 810 hectáreas (2.000 acres) en medio de temperaturas muy elevadas y llevó a la evacuación de cientos de personas de Yarnell, un pueblo de 700 habitantes.

Los habitantes que fueron trasladados a refugios y a locales de restaurantes, vieron por televisión cómo el fuego devoraba sus viviendas y las llamas iluminaban el cielo en la noche desde los bosques que cubrían las colinas.

En el desastre murieron todos con excepción de uno del grupo de bomberos Hotshot que tiene su base en la vecina Prescott, dejando al departamento de bomberos sumido en la tristeza.

“Estamos apesadumbrados por la familia, por el departamento y por la ciudad”, destacó el jefe de bomberos Dan Fraijo en una conferencia de prensa el domingo por la noche. “Nos sentimos devastados. Hemos perdido a 19 de las mejores personas que se pueda conocer”, enfatizó.

Un total de 250 bomberos y personal de apoyo fue asignado para sofocar el incendio desde el domingo. Los jefes de bomberos dijeron que un equipo de alto nivel gerencial y otros cuatro equipos del grupo Hotshot se dirigían al lugar el lunes. Por lo general cada grupo tiene 20 miembros.

El Servicio Nacional de Meteorología dijo que había un 30% de posibilidad de que las tormentas y lluvias iban a precipitarse el lunes sobre el área de Yarnell. La lluvia podría contribuir a reducir la fuerza del fuego, pero los pronósticos también anunciaban que las tormentas intensificarían los fuertes vientos.

Imágenes de video tomadas desde el aire mostraban patrullas policiales en Yarnell flanqueados por edificios en ruinas.

La Asociación Nacional de Protección de Bomberos en su sitio de internet publica la más reciente lista de bomberos muertos en acción. El mayor número de caídos hasta ahora fue en el incendio de Griffith Park en 1933, donde murieron 29.

El mayor número de bomberos —340— murieron en los ataques terroristas del Sep11 en Nueva York, agrega el sitio.