Tormenta dificultaría el combate al fuego

Puede desatar fuertes vientos, rayos y condiciones volátiles
Tormenta dificultaría el combate al fuego
Las tormentas eléctricas presentan una gran amenaza para continuar combatiendo el fuego, según informó el Departamento de Bomberos.
Foto: AP

EDITORES: ACTUALIZA con nueva información sobre el estado del fuego. Con AP Fotos.IDYLLWILD — La posibilidad de tormentas eléctricas el fin de semana podría ofrecer la humedad necesaria para el combate a un vasto incendio en las montañas del sur de California cerca de la ciudad de Palm Springs.

Desafortunadamente, la tormenta también podría desatar fuertes vientos, rayos y otras condiciones volátiles capaces de agravar la situación.

El descenso de las temperaturas durante la noche ayudó a los bomberos a lograr progreso en los flancos norte y sur del incendio, mientras los socorristas trataban de salvar a las comunidades adyacentes en el área del desierto

Las tormentas eléctricas presentan una gran amenaza para continuar combatiendo el fuego. En combinación con el aire caliente en tierra, las condiciones inestables podrían crear una fuerte corriente ascendente que elevaría columnas de humo a la atmósfera, advirtió el vocero del Departamento de Bomberos, capitán Mike Lindberry.

Si el humo se eleva demasiado, la humedad en su parte superior podría congelarse y el peso del hielo haría desplomarse la columna de humo, causando una poderosa corriente descendente en todas las direcciones.

“Nos preocupa porque esta es la condición que en el pasado definitivamente ha generado enormes incendios y la muerte de ciudadanos y bomberos”, agregó el portavoz.

Conatos de tormenta se aproximaron a la zona pero se disiparon antes de llegar a donde crepitan las llamas. Pero la amenaza persistía para el fin de semana y los jefes de bomberos esperaban que hubiese nubosidad moderada y humedad elevada, condiciones que podrían ayudar en el combate al fuego.

El incendio en las montañas de San Jacinto se ha expandido a unas 42 millas cuadradas y estaba contenido en un 25%, dijo Kate Kramer, portavoz del Servicio Forestal Nacional.

El vicegobernador Gavin Newsom, que está a cargo durante las vacaciones del gobernador Jerry Brown, declaró estado de emergencia para el área, lo que congeló más los fondos estatales y otros recursos para ayudar a la lucha contra el fuego, que ya ha costado 11 millones de dólares. Mientras, siguen en pie las evacuaciones obligatorias para unos 6 mil residentes.

Algunas comunidades en el extremo este del incendio fueron reabiertas a los residentes, pero unas 5,600 viviendas seguían en peligro.

El fuego se hallaba a menos de 3.2 kilómetros (dos millas) de distancia de Idyllwild en el flanco occidental. Existe la misma distancia desde Palm Springs situada más abajo en el desierto, desde donde se podía ver una enorme columna de humo, pero parecía haber poco riesgo de que el incendio avance hacia la ciudad.

Sitios populares para acampar, caminos de montaña y una sección de 48 kilómetros (30 millas) del Sendero de la Cresta del Pacífico, que se extiende desde la frontera mexicana hasta el Canadá, seguía cerrado.