Dinero para emergencias

Dinero para emergencias
Este fin de semana, las inundaciones han hecho estragos en Colorado. Las emergencias aparecen en cualquier momento.
Foto: AP

Siempre se recomienda que uno tenga dinero para cubrir al menos tres meses de pagos, aunque lo ideal es poder cubrir un periodo más largo, al menos de seis meses.

Esto sirve como cojín para responder a gastos que se pueden presentar inesperadamente y que uno no controla.

¿Pero qué sucede si el momento difícil se convierte en una crisis inesperada: una emergencia médica, crisis familiar, un incendio o una inundación devastadora? ¿Dónde hallarás el dinero para poder cubrir esos eventos? Y aún más importante, ¿cómo te aseguras de no caer en deudas enormes o un hueco financiero difícil de escapar?

Los seguros de vida, tu fondo de retiro y hasta las tarjetas de crédito pueden ser sumamente útiles en esas circunstancias. Aprende a utilizar tu inversiones para las situaciones inesperadas sin tener que pagar penalidades e impuestos excesivos, ni dañar tus ahorros para el futuro:

A veces no hay más remedio que tomar prestado de las tarjetas de crédito.

Aunque el interés sobre las tarjetas de crédito es elevado, esto te puede dar hasta 25 días de dinero, libre de interés, durante el ciclo inicial de la cuenta mientras hallas un mejor método de conseguir el dinero.

Pero antes de recurrir a las tarjetas, accede primero a tus certificados de depósito. Con intereses tan bajos como los de ahora, no vas a perder tanto, aun cuando tengas que pagar una penalidad relativamente baja por tomar el dinero antes de tiempo.

Si tienes inversiones bursátiles, vende los bonos antes que las acciones, y si tienes acciones con menos valor actual que cuando las compraste, puedes venderlas y reclamar una deducción impositiva por tus pérdidas.

Si tienes un seguro con un componente de ahorro o inversión, después de unos pocos años, la mayoría de las compañías aseguradoras te permitirán tomar prestado hasta 95% del valor en efectivo de la póliza a una tasa de interés razonable, sin tener que pagar impuesto sobre dicha cantidad.

Pero si una póliza de seguro de vida mantenida por largo tiempo ya no es una parte necesaria de tu plan financiero, pudiera ser más lógico sacar el dinero de la póliza. Deberás impuestos sobre cualquier cantidad superior a lo que pagaste en primas.

Muchos empleadores permiten que los participantes en los planes 401(k) retiren dinero de esos programas antes de los 59½ años solo en casos de urgencia, como para cubrir gastos médicos, desahucio, matrícula o entierros. Haya urgencia o no, el IRS impone una penalidad de 10% sobre retiros prematuros de los 401(k) por encima de los impuestos que debes de pagar sobre la distribución. Así que debes asegurarte de que valga la pena sacar ese dinero del fondo de retiro y que podrás pagar la penalidad.

En el caso de un IRA, la penalidad de 10% sobre retiros prematuros es cancelada si se trata de un caso grave. También puedes retirar hasta $10 mil de tu IRA sin penalidades una vez en tu vida para el pago inicial de tu primera vivienda. Esta es una buena opción para aquellos que estén interesados en hacerse de una casa hoy en día.