Estudiantes de Los Ángeles reciben iPads

El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles entregó las primeras tabletas a unos 600 estudiantes, en la primer fase del proyecto que distribuirá aproximadamente 30 mil más en las próximas semanas

Los padres recibirán entrenamiento básico y apoyo técnico para poder ayudar a sus hijos con sus tabletas.
Los padres recibirán entrenamiento básico y apoyo técnico para poder ayudar a sus hijos con sus tabletas.
Foto: Emilio Flores / La Opinión

Ayer dio inicio la nueva era de aprendizaje digital en el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD), al arrancar la distribución de tabletas iPad entre unos 600 alumnos de las primarias Broadacres y Cimarron, en Carson y Hawthorne, respectivamente.

Las miradas de asombro y las expresiones de alegría en los rostros de 23 alumnos de segundo grado en Broadacres, hablaban por sí solos.

Los niños tocaban cada aplicación de la tableta electrónica, y en ocasiones, solo observaban sus propios rostros a través de la cámara del aparato.

El pequeño Steven Mendoza, de 7 años de edad, era uno de ellos. Tocaba su iPad con mucho cuidado, pero al mismo tiempo su curiosidad lo hacia explorar cada parte de la tableta.

“Yo no tengo una así”, compartió elniño. “Mis papás y hermanos solo tienen sus celulares, y a veces me los prestan, pero esta va a ser mía”, dijo emocionado el estudiante. de la clase de la maestra Karen Finkle.

Ellos fueron los primeros en tener en sus manos las primeras tabletas iPad que el LAUSD planea entregar en su primera fase, que incluye 30 mil para otras 45 escuelas en las próximas semanas.

Esto es considerado el mayor proyecto escolar digital en California, y tal vez del país, al ser este el segundo distrito escolar más grande en EEUU. Esa primera fase del proyecto fue aprobada en junio por la junta directiva del LAUSD a un costo de $30 millones.

Bernadette Lucas, directora de tecnología de instrucción del LAUSD, afirmó que de ser aprobada por la junta, la segunda fase comenzará en enero del 2014, entregando otras 300 mil iPads.

La etapa final, se planea concluya en julio del próximo año con la distribución de otras 300 mil tabletas, para sumar un total de 630 mil, a un costo de $500 millones. Entonces, el próximo ciclo escolar, cada alumno en el LAUSD tendrá un iPad como instrumento principal de aprendizaje, en cada salón de clases.

El presupuesto total para este proyecto asciende a $1,000 millones, al sumarsele el costo de otros $500 millones en el servicio de acceso inalámbrico de internet (WiFi) en las escuelas, informó el distrito.

“Nunca antes los había visto tan emocionados. Es extraordinario. Será un momento de aprendizaje de ambos lados. Creo que ellos terminaran enseñandonos a los maestros”, opinó la maestra Karen Finkle, asombrada con la reacción positiva de sus alumnos.

“Este aparato, aunado a la buena enseñanza de los maestros, les abrirá un nuevo mundo de aprendizaje a los estudiantes”, aseveró Lucas. “Ya era tiempo. Todos los estduiantes en Los Angeles lo merecen”, agregó.

Ron Chandler, jefe de informática del LAUSD, compartió que el funcionamiento de estos aparatos en el salón de clases comenzará a ser evaluado inmediatamente para mejorarlo día con día.

El papel de los padres será fundamental en el funcionamiento de este instrumento digital de aprendizaje, ya que eventualmente los niños tendrán que llevar sus iPads a casa para realizar tareas escolares.

Los padres recibirán entrenamiento básico, los recursos y el apoyo necesario. “Este aparato ira a aparar en la casa de cada estudiante del LAUSD, así que tenemos que asegurarnos de que los padres reciban el entrenamiento adecuado”, reconoció Omar Del Cueto, gerente de operaciones del proyecto. “Este incluye aplicaciones de apoyo para los padres en los temas que aprenden sus hijos y tutorías en videos”.

Del Cueto subrayó que los padres serán responsables de determinar los parámetros de uso del iPad en casa. “Tienen que apoyar la idea de que este es un aparato educativo”, dijo y resaltó que de manera gradual, este aparato reemplazara el uso de libros de texto y ahorrará millones al distrito. “El gasto en papel y libros de texto que se pierden, le cuesta actualmente al distrito $50 millones reemplazarlos”, afirmó.

Sobre las limitaciones de acceso a internet inalámbrico (WiFi) que algunas familias, principalmente latinas, puedan tener en casa Chandler descartó que este sea un impedimento para su uso.

“El 90% del contenido académico está integrado en la tableta, no requiere conexión a Internet. Pero estamos concretando el apoyo del ayuntamiento de la ciudad, para que en toda la ciudad de Los Ángeles haya servicio WiFi”, comentó.