Preparan el Astrodome para demolerlo o renovarlo en Houston

Preparan el Astrodome para demolerlo o renovarlo en Houston
Los trabajadores solamente se limitaron a demoler algunas de las taquillas en el exterior y otros obstáculos alrededor del Astrodome
Foto: Gustavo Rangel / RUMBO

Aunque la decisión final sobre el futuro del Astrodome estará en las manos de los votantes en las elecciones de noviembre, trabajadores comenzaron a demoler algunas porciones exteriores del emblemático inmueble que alguna vez fue considerada la octava maravilla del mundo.

Las obras que se iniciaron el martes 8 de octubre no tocaron la estructura del estadio, que fue por varias décadas la casa de los Astros de Houston. Los trabajadores solamente se limitaron a demoler algunas de las taquillas en el exterior y otros obstáculos alrededor del inmueble.

Las demoliciones que se están llevando a cabo fueron aprobadas en agosto por la Corte de Comisionados del Condado de Harris. La corte de comisionados decidió que eran necesarias para poder seguir con la siguiente fase que podría demoler al Astrodome o comenzar las obras para la renovación. Si los votantes dicen sí a la renovación, lo convertirían en un espacio útil para convenciones, eventos deportivos, conferencias, reuniones masivas y exposiciones que contará con un lugar donde personas que visitan las instalaciones de Reliant Park puedan reunirse y convivir antes de eventos como el Rodeo de Houston o los partidos de los Houston Texans.

Votantes en noviembre decidirán si le darán la luz verde al proyecto que requiere $217 millones en bonos. Si los votantes deciden votar en contra de la renovación del Astrodome entonces sería demolido.

La demolición en marcha esta proyectada para terminar en junio, ya que se tienen que tumbar y quitar todas las taquillas, algunos pasillos de concreto, estaciones y torres de acceso, y para entonces se sabrá que es lo que se va a hacer con el Astrodome.

La propuesta, que fue presentada por la Autoridad de Deportes del Condado de Harris (HCSCC) el pasado junio, tiene un costo proyectado de $194 millones y un periodo de construcción de aproximadamente 30 meses. La propuesta convertiría al Astrodome en un inmueble versátil y con aire acondicionado con un espacio de 365,000 pies cuadrados disponible para albergar todo tipo de eventos ya que el piso será elevado a nivel de la calle y se removerán todos los asientos y columnas que actualmente existen de la estructura original.

El proyecto que fue bautizado como ‘The New Dome Experience’ (La Nueva Experiencia del Domo) fue presentando a los comisionados del Condado de Harris y estos decidieron poner el proyecto a votación. La propuesta requiere que se aumenten los impuestos de propiedad y esto no ha sido demasiado popular con los contribuyentes del condado. Si las renovaciones son aprobadas, el ‘Domo’ tendrá una fachada muy diferente ya que en sus cuatro entradas principales se derrumbarán las paredes para instalar unas nuevas de cristal que permitirán ver el interior de la icónica estructura.

Además el exterior alrededor del Astrodome se convertirá en un espacio verde para los visitantes que podrán reunirse y convivir en las diferentes plazas alrededor del inmueble. En el techo del Astrodome se instalarán paneles solares que servirán para suministrar energía a las operaciones diarias del inmueble. Las operaciones de seguridad para todo el Reliant Park se coordinarán desde unas oficinas permanentes que se construirán en el interior del Astrodome así que el inmueble será usado los 365 días del año. La versatilidad de nuevo Astrodome también servirá para que se lleven a cabo operaciones de emergencia. El espacio podría ser convertido en un enorme albergue o en un centro de emergencias para organizar la logística de diferentes entidades en caso de extrema emergencia regional.

“El concepto es excelente porque no solamente preserva una estructura histórica de Houston sino que le ofrece a nuestra ciudad un espacio como ningún otro en el mundo para realizar magnos eventos”, dijo Ed Emmett, juez del Condado de Harris.