El Salvador recuerda a jesuitas asesinados hace 24 años

La población rinde homenaje a seis sacerdotes que murieron en 1989 a manos de militares
El Salvador recuerda a jesuitas asesinados hace 24 años
La Universidad Centroamericana montó una exposición fotográfica de los religiosos.
Foto: EFE

San Salvador.- La Universidad Centroamericana (UCA) De El Salvador inició este lunes los actos conmemorativos del XXXIV aniversario de la muerte de seis sacerdotes jesuitas y dos de sus colaboradoras el 16 de noviembre de 1989 a manos de militares.

A partir de este lunes y al final de mes han sido programadas exposiciones fotográficas de los mártires, certámenes de alfombras, concursos de afiches en su honor, misas, vigilias, procesiones de farolitos, cátedras sobre sus legados y develaciones de placas.

Este día será denominado el Auditorio Elba y Celina Ramos, con la respectiva placa conmemorativa en homenaje a las dos empleadas de los padres jesuitas que también fueron asesinadas cuando el batallón Atlacatl ingresó al recinto de la UCA pasa matar a los catedráticos.

Desde el 15 al 17 de noviembre se realizarán eucaristías al aire libre en el campus universitario y en la cripta, donde yacen los restos del también asesinado arzobispo de San Salvador en Catedral Metropolitana, para rendir tributo a los jesuitas.

Los restos de los mártires, entre ellos el entonces rector de la UCA, Ignacio Ellacuría y Segundo Montes, descansan en ese centro universitario.

La mayor ofensiva que lanzó la guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) el 11 de noviembre de 1989 al trasladarla a la capital, contribuyó a acelerar el diálogo entre las partes en conflicto que concluyó con el Acuerdo de Paz de 1992 y el fin de la guerra interna en el país.

Los sacerdotes jesuitas eran los principales promotores del diálogo como la única vía para terminar con el conflicto bélico, pero las fuerzas gubernamentales de esa época consideraban a los religiosos como guerrilleros y por eso los masacraron.

A 24 años de la matanza de los padres no se ha castigado a los autores intelectuales y aunque se juzgó a un grupo de militares acusados de haberlos matado, salieron libres pronto a raíz de la polémica Ley de Amnistía aprobada por el congreso de ese entonces.

Un recurso de amparo de inconstitucionalidad contra la Ley de Amnistía fue admitido por la Corte Suprema de Justicia (UCA) en septiembre pasado, lo cual abriría las puertas para derogarla y enjuiciar los crímenes de guerra cometidos durante el pasado conflicto armado como el caso de los jesuitas.

El director del Instituto de Derechos Humanos de la UCA (IDHUCA), Benjamín Cuéllar, confió en que la CSJ anule pronto la Ley de Amnistía para que se conozca la vedad y se aplique justicia a los culpables de graves violaciones en el país.

“Que esa se declare que nunca existió porque se hizo de manera atropellada y apurada. Esa ley es el reflejo del pánico que les tenían y le siguen teniendo a los jesuitas, a toda la resistencia”, afirmó el activista humanitario.

Recordó que dicha normativa se diseño en cinco días, luego que la Comisión de la Verdad presentó el informe sobre graves violaciones, violando el proceso de formación de ley sin debate alguno.