Monseñor Romero sería beatificado en 2017

El lunes, 17 de marzo, inician los eventos de conmemoración del 34 aniversario del asesinato del obispo en medio de la dictadura militar en ese país
Monseñor Romero sería beatificado en 2017
Gran parte del pueblo salvadoreño considera al arzobispo Romero un santo, a pesar de que no ha sido canonizado aún.
Foto: Archivo

San Salvador – La conmemoración del 34 aniversario de la muerte del arzobispo salvadoreño, Oscar Arnulfo Romero, se dará en medio de gran expectativa ante su posible canonización en 2017, dijo hoy la Fundación Romero.

Luisiana de Beltrán, una de las representantes de la fundación, señaló a Notimex que “hay toda una expectativa grande que monseñor Romero sea beatificado en 2017”, año en que el mártir cumplirá 100 años de su natalicio.

Explicó que el cardenal de Honduras, Oscar Rodríguez Maradiaga, asesor del papa Francisco, le comentó al presidente de la Fundación Romero, monseñor Ricardo Urioste, que el Postulador Causa de la Santa Sede le comunicó que el mártir salvadoreño sería beatificado en el año venidero.

Indicó que el acercamiento del actual Gobierno del presidente Mauricio Funes con el papa Francisco también es visto como indicios y augurios que avanza el proceso para que monseñor sea beatificado.

Beltrán anunció que las actividades de conmemoración del 34 aniversario del asesinato del obispo iniciarán el lunes próximo y concluirán el día 23.

Durante ese periodo, se realizarán peregrinaciones, actos culturales, vigilias, misas, ponencias y reflexiones sobre la vida de Romero, conocido en América Latina como san Romero de América”, indicó la represente.

El lunes se desarrollará la ponencia “El pastor tiene que estar, donde está el sufrimiento”, en la cripta de Romero en Catedral Metropolitana, a cargo de Carlos Ayala, director de la Radio YSUCA de la Universidad Centroamericana (UCA).

Además se han programado peregrinaciones desde la Plaza Salvador del Mundo hasta Catedral Metropolitana, procesiones de farolitos y vigilias culturales.

La fundación espera, al igual que en años anteriores, que lleguen delegaciones de religiosos de Estados Unidos y Alemania, así como de otros países de Europa y América Latina.

Las organizaciones sociales también planean peregrinaciones, marchas y misas el 24 de marzo, fecha en que fue acribillado el arzobispo de San Salvador por un francotirador de la derecha salvadoreña, cuando oficiaba una misa en la Capilla Divina Providencia, en esta capital.

Romero fue asesinado por ser un fiel defensor de los pobres de este país, quienes eran perseguidos y masacrados por las fuerzas gubernamentales en los años 70 y 80.

El 24 de marzo ha sido instaurado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como “Día Internacional de monseñor Oscar Arnulfo Romero”.